Mujeres son víctimas de altos cobros por supuestamente no saber de mecánica

Alerta: Ciudades en que las mujeres son estafadas al reparar sus autos

El auto de Erika Rico necesitaba un cambio de frenos. Sin tener otra opción más que llevarlo al mecánico, el costo de reparación fue de 1,500 dólares.

Cuando esta le platicó a su novio sobre el gasto exorbitante, este se enfureció por unos servicios en el que ella tenía que haber pagado un promedio de 500 a 800 dólares máximo.

Rico es solamente una de millones de mujeres a nivel nacional que son estafadas a diario cuando se trata de reparación de autos, revela una encuesta producida por RepairPal (www.repairpal.com).

De acuerdo a los resultados, en todo el país las mujeres reciben una sobrecarga de costos de un promedio del 8 por ciento más en comparación con los hombres.

En las grandes ciudades como Los Ángeles, San Francisco y Nueva York, las mujeres pagan del 20 al 94 por ciento más por el mismo trabajo que le hacen a los clientes, masculinos.

En las ciudades más pequeñas, a las mujeres se les cobra un exceso del 3%, y aunque es una cantidad aparentemente menor, sin duda sigue siendo una cantidad importante, sostiene RepairPal, una estimadora de reparación de autos.

La situación en Nueva York es la peor, con las mujeres enfrentado incrementos de un 73% en promedio.

“Desde que me hicieron ese cambio de frenos, yo le digo a mi novio que me acompañe al mecánico, porque esta estafa no fue la primera”, asegura Rico.

“Ya anteriormente me habían cobrado 70 dólares por un cambio de aceite. También me han cobrado 800 dólares por cambiar una banda en un auto pequeño, un trabajo que regularmente cuesta entre 300 a 500 dólares”, dice Rico, quien se está convirtiendo en toda una experta en costos de reparación.

Para obtener las cifras de estafa, RepairPal envió a un hombre y una mujer a llamar por separado a 40 talleres de reparación en cada ciudad para solicitar el costo de las reparaciones de un BMW y un Camry.

Entre los datos más relevantes, el estudio encontró que al caballero no se le negó la cotización de la reparación, sin embargo a la mujer en varios casos le negaron la cotización y le pidieron que llevara el auto al mecánico para revisarlo personalmente.

El escenario más probable es que las tiendas están aprovechando lo que creen que es una falta general de conocimiento automovilístico entre las mujeres, la cual se calificó de totalmente injusta y abusiva por los investigadores. 

Antonio Mercado, mecánico de vocación en el condado de Orange, sostiene que aunque las mujeres sufren la mayor estafa, los hombres tampoco se quedan atrás.  

“Los mecánicos se dan cuenta quién tiene una idea del oficio y si ven que no sabes nada, pues se aprovechan”, dice Mercado, quien recomendó a la gente se informe bien, incluso en la internet, solo para tener una idea de los posibles cargos y no terminar pagando de más.

“Los hombres no deben de dejar que sus novias, esposas, hermanas, tías… etcétera, acudan solas al mecánico porque es un hecho que les van a vender u ofrecer composturas que tal vez sus autos no necesitan”, indicó el mecánico. 

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
57°