Anuncio
Share

Alcohol y suicidios entre hombres, están vinculados a la mala situaciónn económica

El porcentaje de víctimas de suicidio que estaban ebrios al momento de fallecer aumentó durante la recesión.

El porcentaje de víctimas de suicidio que estaban ebrios al momento de fallecer aumentó durante la recesión.

(AP)

Arturo R. perdió su empleo hace dos años. A consecuencia de esto los problemas financieros empezaron en el hogar y luego llegó el divorcio.

“Estaba a punto de perder mi casa, tenía deudas por todos lados y no podía ver a mis hijos… Me refugié en el alcohol porque era una salida rápida”, dice Arturo, quien no quiso revelar su identidad.

Aunque el señor de 45 años de edad ahora acude a clases de alcohólicos anónimos, admite que hubo momentos en que pensó quitarse la vida.

Arturo es un fiel reflejo de un estudio reciente que indica que el uso severo del alcohol es un factor de riesgo para el suicidio entre los hombres durante tiempos de economía difícil.

El estudio de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) sostiene que en general, las recesiones se vinculan con un declive general en el consumo de alcohol. Sin embargo, el consumo aumenta, sobre todo entre las personas afectadas económicamente.

Asimismo, el porcentaje de suicidas que estan intoxicadas con alcohol a la hora de la muerte, incrementa con la recesión, señala Mark Kaplan, autor del estudio y profesor de bienestar social de la UCLA.

“Algo sorprendente es que hay evidencias de que los individuos intoxicados en el momento del fallecimiento no necesariamente tenían antecedentes de abuso del alcohol antes del suicidio”, apuntó Kaplan.

Para realizar el estudio, los expertos recopilaron estadísticas de 16 estados para comparar el consumo de alcohol entre las víctimas de suicidio y la población general en el 2005 y el 2007 así como durante la recesión del 2008 y 2009, y una vez más en el 2010 y el 2011.

El porcentaje de víctimas de suicidio que estaban ebrios al momento de fallecer aumentó durante la recesión. Entre los hombres, el consumo cotidiano de alcohol entre las víctimas de suicidio aumentó más que en la población general.

Por otra parte, la tasa de consumo de alcohol de las mujeres fue idéntica a la de la población general.

A los ojos Arturo esto tienen una explicación: “En el mayor de los casos el hombre es el sostén principal de los hogares y quien se espera que cumpla con esa tarea”.

“Te sientes atrapado, piensas en tu problema todo el tiempo y cuando sales a pedir ayuda, no la obtienes. A mí se me hizo fácil hacer de mis cervezas una ‘medicina’ del diario”, agrega Arturo. “Pude suicidarme pero al final tuve familia que me apoyó y me ayudó a salir adelante”.

Para la sicóloga familiar Elisa Jiménez, en evento este problema es más evidente desde el 2007, ya que el alcohol como las drogas tienen la finalidad de anestesiar a quienes las consumen.

“Tu cerebro está alterado y las consecuencias no la puedes medir igualmente cuando estas alcoholizado”, dice Jiménez.

“Es importante recalcar que el alcoholismo es una enfermedad crónica, progresiva y como hemos visto mortal que no solamente afecta a un individuo sino hasta 250 personas alrededor de este. Por ello hay que buscarles ayuda a ellos y a la familia entera, quienes sufren también”, agrega.

Según el estudio de UCLA, las políticas de control del alcohol, como el precio y e impuesto más alto, podrían reducir el riesgo de suicidios relacionados con el alcohol durante una recesión, junto con programas para ayudar a las personas que hayan perdido su trabajo, planteó Kaplan.


Anuncio