Anuncio
Share

Activistas someten más peticiones para que LAPD limite su trabajo con ‘la migra’

(Getty Images)

A raíz de una serie de redadas en el todo el país y la constante amenaza contras las ciudades santuario, que se nieguen a cooperar con las autoridades de inmigración, una coalición de activistas comunitarios le pidió al Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) limitar aún más su trabajo con ‘la migra’.

Entre las peticiones de la coalición “LA Safe For All”, se encuentra no recopilar ni compartir información para la aplicación de la ley de inmigración, no responder a las solicitudes de información personal de los agentes de inmigración a menos que lo exija la ley y limitar la recopilación de dicha información.

Esta información incluye el estado migratorio de las personas que solicitan protección migratoria, el lugar de nacimiento de todas las personas arrestadas, y el tiempo de publicación y fechas de cortes.

“Frente a la represión de nuestras comunidades por parte de la administración [Donald] Trump, Los Ángeles debe actuar para garantizar que todos los que viven, estudian y trabajan en la ciudad encuentran refugio”, dijo Carlos Amador, director organizador del Centro de Política de Inmigrantes de California.

“El alcalde [Eric Garcetti] y el Departamento de Policía no deberían esperar un segundo más para promulgar políticas que desenmarañen a la policía de la máquina de deportación de Trump”, sostiene Amador.

Emi MacLean, abogado del personal de la Red Organizadora de Jornaleros Nacionales, agrega que L.A. debe cumplir su promesa de santuario, ya que “se estima que el 70 por ciento de las deportaciones se deben en parte a la cooperación de las autoridades locales”.

Asimismo, la coalición de más de 20 organizaciones le pide tanto al LAPD, como a la comisión y la ciudad, prohibir el acceso de los agentes de la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) a las cárceles para interrogar a los residentes de la ciudad sin una orden judicial.

Por ahora el LAPD no ha dado a conocer su respuesta sobre la petición. No obstante la entidad prometió recientemente no recopilar información sobre el lugar de nacimiento de los residentes en encuentros de campo, pero todavía puede recopilar información de lugar de nacimiento de las personas arrestadas y compartirla con ICE.

La agencia también le aseguró a la coalición que no participará en operaciones conjuntas con ICE, que impliquen directamente la aplicación de inmigración civil.

Sin embargo, LAPD aún participará en grupos de trabajo u operaciones conjuntas que resulten en intercambio de información y arrestos colaterales por parte de las autoridades de inmigración.

La agencia policial señala que limitará su participación en la aplicación de inmigración criminal.

No obstante, el departamento aún arrestará a personas en encuentros policiales menores y las entregará a ICE si fueron previamente deportadas y tienen ciertas condenas penales previas, incluso si las condenas son antiguas.

Zachary Hoover, director ejecutivo de LA Voice, asevera que las nuevas directivas de la policía son positivas, pero “queda más por hacer”.

“Estamos alentados por el progreso hacia el reconocimiento del valor de todos los residentes de la ciudad de Los Ángeles, tal como Dios nos ve”, dice Hoover.

Para la profesora Ingrid Eagly, de la Facultad de Derecho de UCLA, la petición puede cumplirse sin problemas.

“En todo el país, las jurisdicciones están promoviendo políticas para proteger a los residentes de la deportación a través de acciones de la policía local”, dice Eagly.

“Estas políticas incluyen evitar que la policía local comparta información con ICE, participe en grupos de trabajo conjuntos o transfiera personas a la custodia de ICE”, concluye.


Anuncio