Anuncio

Activistas se quejan del número de bebés en centros de detención para indocumentados

(Getty Images)

Los bebés tienen entre seis meses y un año de edad, pero ya se encuentra detenidos por “la migra”, sin el cuidado que requieren, argumentan grupos de defensa pro-inmigrante.

La queja de tres grupos, y que fue entregada a través de una carta al inspector del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), sostiene que al menos nueve bebés han sido detenidos por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos en un centro de detención de Texas. Sin embargo, este es solo un centro de cientos en todo el pais.

El mayor problema es que estos niños carecen de atención médica adecuada, de acuerdo al American Immigration Council, American Immigration Lawyers Association y Catholic Legal Immigration Network.

Al menos un infante ha estado detenido por más de 20 días, según la denuncia, una posible violación del acuerdo de Flores, que declara que los niños no pueden permanecer bajo custodia por más de 20 días.

La carta pide “intervenir de inmediato en nombre de esta población excepcionalmente vulnerable” y exigir la liberación de las familias que están bajo custodia federal para que puedan continuar luchando contra sus casos fuera de la detención.

Agrega que “los grupos de defensa han documentado durante mucho tiempo el acceso limitado a la atención médica adecuada en los centros de detención familiar”, por lo que las preocupaciones incluyen retrasos prolongados en la atención médica y la falta de seguimiento adecuado a tratamiento.

Los grupos hacen referencia a las repetidas advertencias del grupo de Médicos por los Derechos Humanos, que sostiene que “la detención de niños es perjudicial”

Si bien los niños generalmente deben ser liberados de la custodia dentro de los 20 días, ICE señala que algunas familias permanecen más tiempo detenidas debido a circunstancias individuales, incluidas las que tienen órdenes definitivas en espera de deportación y otras sujetas a órdenes judiciales.

Un portavoz de ICE dice que la entidad “se compromete a garantizar el bienestar de todas las personas bajo la custodia de la agencia, incluido el acceso a la atención médica necesaria y apropiada”.

Sin embargo, alegan los activistas, algunas de las madres informan que sus bebés han perdido peso desde que llegaron al centro de detención.

“Otras madres informan que sus bebés están enfermos o han exhibido problemas de comportamiento y de sueño durante su detención”, añaden.

Katie Shepherd, asesora nacional de defensa del American Immigration Council, indica que los defensores han visto más bebés en las últimas semanas que en los últimos tres años combinados.


Anuncio