Activistas presionan para que expresidiarios formen parte de panel que disciplina a los agentes de LAPD

Activistas presionan para que ex presidiarios formen parte de panel que disciplina a los agentes del LAPD

Poner a personas que anteriormente cumplieron condenas en la cárcel en un panel disciplinario para la policía, tiene mucho sentido para La Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU).

A poco tiempo de que la ciudad de Los Ángeles finalice la nueva política que permite que un panel civil discipline a los agentes de policía, la organización revela un informe buscando incluir a expresidiarios.

Hasta el momento, el ayuntamiento incluye en el panel a agentes jubilados, líderes religiosos y líderes comunitarios. Sin embargo, ACLU junto con activistas de Black Lives Matter exigen que las personas con arrestos anteriores deban formar parte del panel.

Al mismo tiempo, todo antiguo oficial o agente de policía retirado debe ser excluido.

“El Concejo Municipal tiene la oportunidad de cumplir con sus votantes e implementar un proceso disciplinario que sea justo y transparente", dijo Melanie Ochoa, abogada de ACLU del Sur de California.

Oficiales que tienen conductas graves no debe obtener un pase libre solo porque un agente jubilado se ponga de su lado a la hora de los juicios, agregó Ochoa.

Las reglas actuales requieren que el miembro del panel civil tenga antecedentes penales limpios y al menos siete años de experiencia en arbitraje, mediación, audiencias administrativas o trabajos similares, lo que llevó al reclutamiento de jueces y abogados jubilados.

El presidente del Concejo Municipal Herb Wesson, quien ha liderado los esfuerzos del concejo para redactar la nueva política, no respondió de inmediato a una solicitud para comentar sobre el informe.

Sin embargo, Wesson ha empujado para que haya diversidad dentro del panel.

“Si las estadísticas y los números indican que hay un cierto grado de indulgencia cuando personas civiles están involucrados, entonces necesitamos cambiar la forma en que seleccionamos a los ciudadanos", dijo Wesson al aprobarse las reglas de reclutamiento.

El informe de ACLU también sostiene que todo resultado, voto y reportes de conducta disciplinaria deben ser reportados regularmente, con las audiencias auditadas, y que todos los registros disciplinarios deben ser publicados por los departamentos.

Johnson Brown, activista de Black Lives Matter, señaló que los excondenados saben de primera mano el comportamiento de algunos agentes a la hora de lidiar con ellos.

“Tiene sentido de incluir a residentes reformados en un panel que va a juzgar el mal comportamiento de un agente. No se puede tener solamente jueces y exagentes… si es así la balanza no está nivelada y el trabajo del ayuntamiento en formar este equipo es inútil”, agrega.

ACLU sostiene que va a continuar sus esfuerzos hasta hacer que el panel sea un trabajo del que todas las organizaciones y políticos estén orgullosos de presentar y aplicar.

En la boleta electoral de mayo de 2017 se colocó una medida que exigía los cambios con el apoyo del alcalde Eric Garcetti, Wesson así como la Liga de Protección de la Policía de Los Ángeles, el sindicato que representa al departamento de lo agentes de rango.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
53°