Anuncio
Share

Activistas de la comunidad gay se unen para exigir un alto a las redadas

Las redadas son el principio de una serie de manifestaciones a nivel nacional, que dejarán en claro que la comunidad inmigrante está unida, dicen activistas.

Las redadas son el principio de una serie de manifestaciones a nivel nacional, que dejarán en claro que la comunidad inmigrante está unida, dicen activistas.

(Getty Images)

36 organizaciones representantes de la comunidad lesbiana, gay, bisexual y transgenero (LGBTQ), se unen para exigirle al Departamento de Seguridad de la Nación (DHS) que congele las redadas anunciadas a principios del mes y que se van a estar dando este año sin aviso.

Hasta la fecha, 121 madres y menores de edad han sido detenidos por las autoridades de inmigración mayormente en Georgia, Texas y el North Carolina, pero una sola detención es una cachetada para la comunidad latina que durante años ha estado luchando por una reforma migratorio para no cruzar ilegalmente a Estados Unidos, aseveran activistas.

En una carta enviada este jueves a Jeh Johnson, secretario de DHS, las organizaciones de toda la nación condenan “las tácticas inmorales” de las redadas y enfatizan que estas también están dañando a la comunidad LGBTQ.

La carta recalca que la ola de padres y menos que llegaron a Estados Unidos en los últimos años “están escapando de las pandillas que han asesinado a sus parejas, mismas que intenta reclutar a sus hijos y las cuales amenazan con la violencia sexual a sus niños”.

El escrito agrega que “estos impactos negativos son aún más angustiosos para los inmigrantes LGBTQ que ya reportan mayores niveles de violencia y discriminación por motivos de su orientación sexual e identidad de género”.

Las organizaciones también expresan decepción de que “DHS decidió utilizar tácticas que infunden miedo en las comunidades de inmigrantes”, expresando que la mayoría de estos casos están faltos de asistencia legal que podría permitirles permanecer en el país.

Zenen Jaimes Pérez, analista de abogacía y póliza de la organización United We Dream, señaló que este tipo de acciones contra inmigrantes debe terminar.

“Los defensores del sector LGBTQ se niegan a quedarse de brazos cruzados mientras el gobierno inflige una nueva ola de terror en la comunidad inmigrante. Las redadas son sólo el último de una serie de injusticias llevadas a cabo por el gobierno de Obama sobre los inmigrantes LGBTQ que están demasiado familiarizados con las tácticas de intimidación, la falta de respeto por el debido proceso y los abusos en la detención de inmigrantes y el proceso de deportación”, dijo Pérez.

Patrick Guerra, activista de la organización Human Rights Campaing, sostuvo que las redadas son el principio de una serie de manifestaciones a nivel nacional, que dejarán en claro que la comunidad inmigrante está unida.

“Estamos dispuestos a luchar como siempre lo hemos hecho. En esta ocasión, la pelea será más fuerte, ya que estamos viendo que nuestros derechos a tener un proceso no se están respetando”., dijo Guerra.

La carta pide una revisión al proceso de las deportaciones y exige un via mas humanitaria para estos inmigrantes.

Entre las organizaciones participantes se encuentra Aquí Estamos, Equality New Mexico, GLAD Alliance, La Clinica del Pueblo, Marriage Equality National Center for Lesbian Rights, National Center for Transgender Equality, National LGBTQ y The DC Center for the LGBT Community.


Anuncio