Anuncio
Share

Abuelita de Bell muere misteriosamente: Autoridades buscan a la nieta

Sarah pudo haber huido con sus cuatro hijos.

Sarah pudo haber huido con sus cuatro hijos.

(Cortesía)

La muerte de Paula Montoya es todo un misterio para sus vecinos y para las autoridades de la ciudad de Bell, al sur de Los Ángeles.

A unos días de haberse descubierto el cuerpo sin vida de Montoya, detectives pidieron este martes la ayuda del público para aclarar su muerte.

La abuelita de 64 años de edad, fue hallada envuelta en una sábana el 21 de julio en su residencia en el 6600 Pine Avenue a eso de las 7 de la mañana, según reportes del Sheriff del condado de Los Ángeles.

De acuerdo a la investigación, la mujer había sido vista por vecinos tres días antes al 21 durante una visita familiar.

Montoya “fue encontrada envuelta en una sábana y la gente no se hace eso a ella misma, así que no sabemos si quien hizo eso fue alguien que la conocía, no sabemos si fue tampoco alguien ajeno que invadió su hogar”, dijo el agente del sheriff, Mike Rosson.

Cuando las autoridades llegaron a la casa de la señora, la puerta estaba cerrada con llave y la casa no tenía señales de robo.

Ahora las autoridades buscan a una persona de interés, la nieta de Montoya cuyo nombre es Sarah.

La joven de 24 años de edad, pudo irse a México con sus cuatro hijos, indican detectives.

“Creemos que Sarah Montoya, nieta de Paula y sus hijos de entre las edades de uno y nueve, fuero los últimos en ver a Paula con vida”, agrega Rosson.

El vehículo de Sarah fue encontrada en la frontera California, México el mismo día que el cuerpo de Paula fue encontrado.

Las autoridades no revelaron si la víctima tenía lesiones y aún no se sabe qué la mató.

“La señora Montoya era una miembro activa de su iglesia, una abuelita de seis niños y una bisabuelita de cuatro”, sostiene un comunicado del Sheriff.

Cualquier persona con información sobre el caso llamar al Sheriff’s
Homicide Bureau al 323.980.5500.


Anuncio