Anuncio
Share

Abren unidad intensiva neonatal para madres del este de Los Ángeles

Magda Palma sostien a sus hijas Alexa y Maya.

Magda Palma sostien a sus hijas Alexa y Maya.

(Cortesía)

A solo unos días de haber nacido, las gemelas Alexa y Maya fueron las primeras en recibir cuidados en la Unidad de Cuidado Intensivo Neonatal (NICU), del Hospital Beverly, a solo unos minutos del anuncio de la apertura oficial del servicio en la región este de Los Ángeles.

NICU cuenta con personal capacitado y un centro para familias equipado con tecnología de última generación para cuidar de los recién nacidos prematuros, los que están en estado crítico y aquellos que necesitan un cuidado extra antes de irse a sus casas.

Alexa y Maya fueron bebés prematuros, ya que tenían programado nacer el 20 de julio y nacieron el 27 de junio, dice Magda Palma, madre de las niñas.

“Saber que el hospital cuenta con un centro especializado en estas situaciones, me hizo sentir bien porque yo estaba preocupada de que las niñas tendrían que ser trasladadas a otro lugar cuando diera a luz”, señala la residente de La Puente.

Alexa, quien fue la primer en nacer, estuvo 11 días bajo NICU mientras Maya recibió cuidado de nueve días. Ambas bebés ahora están con su madre y gozan de perfecta salud.

Simplemente el año pasado, Beverly Hospital tuvo que transferir más de 40 nacidos a otros hospitales con unidades especiales, pero este ya no será el caso.

La unidad de cuidado intensivo del hospital consiste de 10 camas dentro de la unidad de maternidad, un equipo de tecnología con un costo de más de un millón de dólares y monitores avanzados diseñadores para las necesidades únicas de los recién nacidos así como ventiladores, incubadoras y otra maquinaria especial.

“Nuestra NICU es un recurso de suma importancia médica porque le permite a nuestro personal de doctores y enfermeras especializadas proveer un cuidado de calidad y en un ambiente seguro y cómodo para nuestros apreciados pacientes y nuestros recién nacidos”, sostiene Wendy Beesley, vicepresidente y jefa de operaciones de Beverly Hospital.

“Sin NICU habían ocasiones en que las madres y los bebés tenían que ser separados porque el bebé era transferido. Nuestra meta es conservar a los niños con sus madres y traerles comodidad a nuestras familias”, agregó Beesley.

Con esta apertura, el hospital agrega más enfermeras a la unidad durante las 24 horas al día, siete días a la semana. Asimismo se une con MEDNAX, una proveedora de salud para agregar médicos que se especializan en los recién nacidos.

Mita Shah, una doctora especializada en medicina neo perinatal y pediatría, serviría como directora médica del NICU de Beverly Hospital.

“Esta es una transformación adicional al hospital. Ahora vamos a poder servir la demanda creciente de clínicas especializadas de cuidado de recién nacidos”, dijo Shah enfatizando el lazo importante entre madre e hijo las primeras horas de dar a luz.

El nuevo NICU es parte de una renovación a la unidad de maternidad del hospital, la cual recibe alrededor de 400 bebés anualmente.


Anuncio