Anuncio
Share

A una década del ‘boom’ inmobiliario, el índice de dueños de casas es bajo en las grandes ciudades de EEUU

Robert y Charli Kugler (izquierda) acompañan a un agente de bienes y raíces en la búsqueda de un nuevo hogar en la zona de Glendale y Burbank en el 2011.

Robert y Charli Kugler (izquierda) acompañan a un agente de bienes y raíces en la búsqueda de un nuevo hogar en la zona de Glendale y Burbank en el 2011.

(Lawrence K. Ho / Los Angeles Times)

El considerado ‘boom’ del mercado inmobiliario, que se vivió entre el 2001 y 2006 en Estados Unidos, todavía no sirve de espejo para comparar la industria actual.

En el 2008, Gloria Colazo perdió su negocio en la industria de la construcción. Esta empresaria, de 58 años de edad, poseía dos casas, una en Claremont y otra en Upland. “Fue difícil, fue deprimente”, aseguró al explicar que la recesión impactó en la pérdida de sus propiedades.

El efecto dominó no acabó ahí. La crisis económica hizo que esta mujer tuviera que rentar. Al mismo tiempo, se quebrantó de salud. Hace siete meses regresó al campo laboral, como lo hizo antes está apostando por un negocio. En su mente sigue vigente la idea de comprar una vivienda.

“En un futuro, en dos años, voy a volver a comprar una casa, ahora estoy trabajando en el crédito”, aseveró, algo que compara con 1974, cuando llegó a este país procedente de Centro América, aunque ahora conoce el sistema y habla otro idioma. “Todo se fue, hoy estoy comenzando de cero”.

De acuerdo al reporte de ApartmentList.com, portal especializado el mercado de alquiler, mientras los precios de las vivienda se han recuperado y las tasas de ejecuciones hipotecarias se han reducido desde la gran recesión, los índices de propietarios de vivienda se han erosionado.

Al comparar el período 2007-2016, el índice han caído en 57 de las 70 áreas que se tomaron en cuenta en el estudio, siendo el impacto más fuerte en dos ciudades de la Florida: Orlando (-14.2%) y Jacksonville (-11.3%), así como en New Orleans (-6.5%).

En la área del gran Los Ángeles, en el 2007, el 52.3% de los residentes eran propietarios de casas, en la actualidad esa cifra descendió al 47.8%; en Riverside bajó del 66.6% al 62.5%, mientras en San Diego pasó del 59.6% al 51.5%.

A criterio de Octavio Moreno, agente de bienes y raíces, esa brecha podrá cerrarse en los próximos años, porque las personas que perdieron sus casas apenas están comenzando a comprar, en parte porque los criterios para ser objeto de crédito bancario cambiaron y hoy es más difícil calificar.

“En el 2007 fueron muchos los ‘forclosure’ y muchos optaron por rentar; en este momento hay muchos comprando, pero el inventario está bajo porque en la recesión hubo inversionistas que tomaron las casas y hoy las están rentando”, explicó Moreno.

A escala nacional, de acuerdo el Joint Center for Housing Studies de la Universidad de Harvard, en el 2015 el índice de propietarios de viviendas descendió al 63.7%, cuyo máximo fue del 69% en el 2004.

Ese centro académico, además, asegura que el alquiler de casas se ha incrementado en 770,000 cada año, convirtiendo la década del 2004 al 2014 en el período de mayor crecimiento de la renta en la Unión Americana, algo que no se registraba desde finales de 1980.

Entretanto, el despegue en el Sur de California, a juicio de Alexis Guevara, agente de bienes y raíces, está sujeto a la recuperación de los empleos, porque “al no tener trabajo la gente ha emigrado, dejando las grandes metrópolis en busca de oportunidades en suburbios al interior del país”.

En la actualidad, los bancos otorgan préstamos a los solicitantes con puntuaciones de crédito más altas. Se tiene que tener un puntaje de 650 o más para calificar, aparte de la verificación de los ingresos, incluyendo el origen de los fondos para el pago inicial.

Desde la gran depresión, esta es considerada la peor crisis económica, cuya secuelas podrían persistir durante décadas. Según la Reserva Federal, entre el 2007 y 2009, Estados Unidos perdió el valor a casi un año entero de actividad económica, es decir cerca de 14 billones de dólares.


Anuncio