Anuncio
Share

La gimnasta de UCLA que se convirtió en una sensación viral sólo por ser ella misma

LOS ANGELES, CA; 10 de febrero de 2016: la gimnasta Sophina DeJesus practica su rutina en el campus. El video se volvió viral durante el fin de semana (Foto de Katie Falkenberg / Los Angeles Times).

LOS ANGELES, CA; 10 de febrero de 2016: la gimnasta Sophina DeJesus practica su rutina en el campus. El video se volvió viral durante el fin de semana (Foto de Katie Falkenberg / Los Angeles Times).

(Katie Falkenberg / Los Angeles Times)

Decenas de millones de personas han visto a la estudiante de UCLA Sophina DeJesus bailar y moverse graciosamente mientras lograba una hazaña de gimnasia el pasado fin de semana. El video de su exigente y exuberante rutina durante un encuentro doble, el pasado sábado, se volvió viral en las redes sociales y fue compartido más de 450,000 veces en Facebook.

En la vida real, el entusiasmo de esta gimnasta se propaga con la misma facilidad. Esta semana, en el campus, DeJesus dejó todo lo que estaba haciendo para tomarse una foto con dos desconocidos que habían visto su actuación. “Muchísimas gracias y que tengan un gran día”, los saludó después. DeJesus afirma que se siente “entre nubes” pero humilde ante tanta atención.

El video de la gimnasta de UCLA Sophina DeJesus, con una rutina de ejercicios en un encuentro realizado el sábado pasado, se volvió un contenido viral.

La formidable rutina que cautivó a la Internet y la convirtió en el blanco de algunas propuestas de matrimonio vía Twitter fue, en realidad, resultado de una larga serie de pérdidas y contramarchas, y de la recuperación que vino tras ellas. En los últimos tiempos, DeJesus sufrió una fractura de espalda, un dedo roto, luchó contra la intensa presión y debió aplazar sus anhelos olímpicos. Pero también hubo una clase de danza y un show de televisión a lo largo del camino. “He tenido mis altibajos. Estoy aquí por una razón y he pasado por varias luchas”, afirmó en una entrevista. “Lo que he vivido ha hecho de mí una mejor persona, y mi duro trabajo se notó en el último encuentro”.

Sus compañeros de equipo, que la aplastaron con abrazos luego de sus maniobras acrobáticas, estaban preparados para hacerlo, no porque pensaban que el video se volvería viral, sino porque habían visto el trabajo de DeJesus durante más de cuatro horas cada día para recuperar fuerzas. Todos ellos afirman que sintieron que ella había ganado su lugar en la alineación de la competencia.

Pero la verdadera historia de cómo Sohpina DeJesus y sus contoneos sonrientes terminaron en una pantalla cerca de todo el mundo durante el mismo fin de semana de la presentación de Beyonce y sus bailarines con boinas negras en el Super Bowl comenzó mucho antes de su primer voltereta.

El abuelo de DeJesus fue presidente de la Afrikan Student Union de UCLA, y ayudó a traer a esa universidad al primer profesor de raza negra. Su madre, en tanto, fue jurado en el juicio por Rodney King.

DeJesus afirma que ella puede ahora ser alegre y estar enfocada en su deporte gracias a las luchas que sus antepasados enfrentaron. “Está enraizado en ella”, comentó su abuelo, Webster Moore, un consejero académico jubilado de Cal State Northridge que ahora enseña meditación. “Lo hermoso de todas estas cuestiones por las que pasamos para ser primeros, en términos de identidad, es que ahora podemos hablar de Kobe Bryant o de Serena [Williams]... Pero cuando eres último, la lucha para ser primero es colosal”.

Ella personifica las esperanzas de muchos. A menudo, Moore habla de ella como si fuera la próxima Beyonce: “Beyonce es como Sophina, de adulta”, dice que pensó apenas vio a la cantante unirse a Coldplay durante el show del medio tiempo del Super Bowl, el pasado domingo. “Son los mismos movimientos, la misma energía, la misma calma; pero a la vez puede demostrar toda esa belleza. Cuando Beyonce camina, tal como ocurre cuando Sophia entra a la pista, está totalmente enamorada con sus movimientos y su espíritu”.

Sophina DeJesus es una mujer de color en un deporte predominantemente blanco. Según un estudio de 2007, realizado por USA Gymnastics entre casi 19,000 gimnastas, casi las tres cuartas partes de ellos eran blancos, y sólo un 6,61% de raza negra.

Sophina está orgullosa de la diversidad de su equipo, algo en lo que su entrenadora, Valorie Kondos Field, ha trabajado duro. Pero si bien está orgullosa de su identidad, DeJesus mayormente habla acerca del trabajo de llevar su cuerpo contra las leyes de la gravedad, dejando de lado las cuestiones raciales.

“Ella no piensa en términos de ser de raza negra”, dice su abuelo. “Ella sólo piensa en demostrar sus habilidades”. “Su padre nació en Puerto Rico, su madre es afroamericana”, continúa el hombre. “Eso es todo lo que ella puede decir. ¿Cuál es su raza? Lo único que ella sabe es que es una gran gimnasta”, dice para, después de una pausa, agregar: “Ella es una hermosa persona”.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio