Anuncio
Share
Local

Fiscalía: Farook y Márquez planearon atacar un colegio comunitario y la carretera 91

 Cuatro años antes de que llevaran a cabo la masacre de San Bernardino el pasado 2 de diciembre, Syed Rizwan Farook y su amigo Enrique Márquez elaboraron un plan para atacar el Colegio Comunitario de Riverside y la carretera 91, de acuerdo a la fiscalía federal.

Farook y Márquez, dijo la fiscalía, compraron armas y explosivos para los ataques.

De acuerdo a los documentos que presentó la fiscalía en la corte federal de Riverside, esto es lo que planeaban hacer:

 Ataque al Colegio Comunitario

Anuncio

 Los documentos aseguran que los dos sujetos planeaban arrojar bombas caseras en el área de la cafetería, desde una posición elevada en el segundo piso.

El inculpado, junto a Zyed Farook, planearon para definir donde lanzar las bombas y causar el “mayor número de bajas posible”.

Su plan era escapar por un conducto y atacar otro sitio.

 Ataque a la autopista 91

Anuncio

 El par, supuestamente, también había planeado atacar un punto determinado de la autopista 91, durante la tarde, a la hora de mayor tráfico.

Los documentos de la fiscalía no especifican el lugar exacto, pero aseguran los dos hombres creían que ante la falta de salidas, el número de bajas podría ser mayor. Márquez admitió a las autoridades que él había elegido una posición elevada al sur de la autopista, mientras que Farook iba a lanzar bombas caseras a los automovilistas con dirección al este para detener el tráfico.

Entonces Farook se movería  entre los autos detenidos y dispararía los conductores. Márquez dijo que por su lado, él iba a disparar a los autos detenidos desde su posición elevada y vigilaría la llegada de la policía y los servicios de emergencia. Su prioridad, dijo, sería disparar contra los policías y después al personal médico.

El documento de la fiscalía asegura que Márquez confesó que el plan se detuvo en el 2012 por varias razones, entre ellas, el arresto de un grupo de hombres en Chino, por un caso no relacionado de terrorismo.

 El ataque en San Bernardino

Márquez no está acusado de tomar parte en la masacre de San Bernardino. El sistema de circuito cerrado del empleador de Márquez, muestra que estaba trabajando el 2 de diciembre, en el momento del tiroteo.

La fiscalía dijo que horas después de los acontecimientos en el Centro Regional, Márquez llamó al 911 para decir que Farook había utilizado sus armas en el ataque. En su confesión, Márquez afirmó que le había dado a Farook sus armas para que se las guardara en un lugar seguro.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Anuncio


Anuncio