En medio de los incendios en el norte de California, ICE calienta más el ambiente al atacar a los condados santuario

En medio de los incendios ICE calienta más el ambiente al atacar a los condados santuario

Los mortales incendios en el norte de California que destruyeron o dañaron cerca de 10,000 hogares han generado un polémico debate sobre algo aparentemente sin relación: la inmigración.

En el centro de la disputa están los mejores policías del Condado de Sonoma y el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, que han estado discutiendo públicamente por las políticas de inmigración.

El director interino de ICE, Thomas Homan, criticó al condado de Sonoma por su carácter de “condado santuario” que, según él, "han dejado a su comunidad vulnerable ante individuos peligrosos y crímenes que podrían ser evitados".

El sheriff del condado de Sonoma, Rob Giordano, contestó, diciendo que la declaración de Homan era "inexacta, inflamatoria y daña la relación que tenemos con nuestra comunidad".

"ICE atacó la Oficina del Sheriff en medio del mayor desastre natural que este condado haya experimentado", dijo Giordano. "La declaración engañosa de ICE suscita temor en algunos de nuestros miembros de la comunidad que de por si se encuentran cansados y asustados".

La controversia surgió del arresto el domingo de un hombre sin hogar acusado de un delito mayor. Jesús Fabián González, de quien funcionarios de inmigración dijeron haber sido devuelto dos veces a México. El detenido dijo a las autoridades que prendió fuego en el parque Maxwell Farms en el valle de Sonoma,  para mantenerse abrigado. Está bajo fianza de 200,000 dólares.

Un día después, las autoridades federales de inmigración dijeron que presentaron una orden de detención, para mantener al preso por dos días más.

El noticiero de extrema derecha Breitbart sugirió que González estuvo detrás de la cadena de incendios desde el 8 de octubre que devastaron ese condado vitivinícola y cobró más de 40 vidas.

Giordano rápidamente y con fuerza desmintió la información de Breitbart. "El noticiero dijo que él es el autor de estos incendios. Eso no es verdad. No hay indicios de que esté relacionado con estos incendios en absoluto ", dijo Giordano sobre González.

Más tarde, Homan dijo que González había sido arrestado cuatro veces durante el año pasado en el condado de Sonoma y que  la agencia federal había solicitado que le entregaran al preso, pero que ICE nunca fue notificado cuando era puesto en libertad.

"Los residentes del condado de Sonoma y el estado de California merecen algo mejor que las políticas que los exponen a peligros evitables", dijo Homan en un comunicado. "Las políticas de no cooperación, ahora consagradas en la ley estatal de California, garantizan solo una cosa: que los criminales que de otra manera serían deportados serán liberados y podrán volver a delinquir a su antojo".

Las políticas santuarios se fortalecieron en todo el estado de California como un poderoso símbolo de resistencia a las amenazas de la administración Trump de acelerar las deportaciones. Justo este mes, el gobernador Jerry Brown firmó una legislación histórica que limita quiénes pueden ser detenidos, interrogados y transferidos a petición de las autoridades federales de inmigración.

Giordano dijo que la solicitud de detención de ICE no fue firmada por un juez y, por lo tanto, no era válida legalmente. También dijo que González ha estado en la cárcel del condado de Sonoma ocho veces por ofensas menores y que su personal notificó a ICE de su liberación en varios ocasiones.

"Múltiples casos judiciales federales han determinado que estas detenciones administrativas son inconstitucionales", dijo Giordano. "Si ICE obtiene una orden judicial, puedo mantener legalmente a la persona y estaría contento haciéndolo".

También reiteró que no hay evidencia de que González haya comenzado los incendios forestales, cuyas causas aún están bajo investigación. Giordano incluso dijo que "parece muy poco probable" que González estuviera involucrado.

A medida que se desarrollaba el debate sobre la inmigración, los bomberos continuaron aumentando la contención de las devastadoras llamas. Para el jueves, la mayoría de las evacuaciones obligatorias en toda la región habían sido levantadas, pero alrededor de 22,000 personas en el condado de Sonoma aún estaban desplazadas, ya sea porque sus casas todavía estaban en riesgo o porque estaban en una zona quemada, dijo el portavoz del condado, Scott Alonso.

Las autoridades calificaron ya a esta ola de incendios como  los más letales en la historia de incendios de California, con al menos 42 muertes confirmadas.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
62°