Anuncio
Share
Local

Las 9 “locuras” que haces enamorado, según Sigmund Freud

Las 9 “locuras” que haces al enamorarte, según Sigmund Frued
(Getty Images)

Este lunes, millones de personas recuerdan el nacimiento de Sigmund Freud, un médico y neurólogo, que nació en República Checa en el año 1856. Se le conoce como el padre del psicoanálisis, y gran aportador para el desarrollo de esta ciencia.

Según Freud cuando hay amor hay locura, así que muchas veces dio referencias sobre el tema y dijo varias frases al respecto.

1 Me perteneces: En casos de separaciones, el hombre sólo buscará a la mujer en cuanto ésta comience una relación con alguien más, pues nadie quiere que le arrebaten un tesoro que fue de esta persona.

Anuncio

2 Amor de ramera: De acuerdo al psicólogo una mujer de buena reputación, en otras palabras no fácil para llevarla  la cama, nunca será tan atractiva como aquella que admite dudas en cuanto su fidelidad y su lealtad, ya que como seres sexuales, el hombre siempre busca la satisfacción.

3 La esponja: Freud dice que un hombre no se enamora de una mujer hasta que  ella absorbe toda su energía mental, hasta que él piense en ella todo el tiempo y la considere diferente y especial al resto.  

Anuncio

4 El héroe: El psicólogo deja dicho que el hombre siempre querrá ser el héroe que la proteja de todo.

5 Somos Uno: Nuestro ser querido se convierte en parte de nosotros. Freud describió que incorporamos aspectos de aquellos a quienes amamos en nosotros mismos. Sus características, creencias, sentimientos y actitudes se convierten en parte de nuestra psique. Llamó a este proceso “internalización”.

6 La fantasía: Un factor importante en la excitación sexual. En nuestras fantasías sexuales a menudo evocamos todo tipo de escenarios extraños y “perversos” que se suman a la excitación sexual y, con suerte, conducen al placer climático. Esto es bastante normal y no significa que realmente queremos participar en tales escenarios.

7 La sexualidad es la debilidad de todos y su fortaleza: El sexo es un motivador principal y un denominador común para todos nosotros.

8 Cualquier parte del cuerpo es erótica: La excitación sexual no se limita a los genitales, ya que el placer se logra a través del apego erótico a cualquier área del cuerpo.

Anuncio

9 Un poco de los dos: Freud reconoció que  hay una mezcla de amor y odio en las relaciones cercanas, y son parte de la naturaleza humana y no necesariamente patológica.

Entre otros pensamientos dijo: “Cuando se aman no se desean, y cuando se desean no se pueden amar”. Además resaltó, “Si dos individuos están siempre de acuerdo en todo, puedo asegurar que uno de los dos piensa por ambos”. Agregó también que “Nunca estamos tan indefensos contra el sufrimiento como cuando amamos”.


Anuncio