Anuncio
Share

Rabia tras el volante: Chocan sus autos intencionalmente o buscan pelear, destaca reporte

Las estadisticas señalan que alrededor de ocho millones de automovilistas chocaron sus autos intencionalmente contra otros vehículos o se bajaron de su auto para hacerle frete a otro conductor.

Las estadisticas señalan que alrededor de ocho millones de automovilistas chocaron sus autos intencionalmente contra otros vehículos o se bajaron de su auto para hacerle frete a otro conductor.

(AP)

Eduardo Molina entrega pizzas a domicilio cinco días a la semana. El residente de Pico Rivera admite rebasar a otros autos cuando siente que manejan lento, abusar de claxon y en algunas ocasiones querer bajarse del auto para discutir.

Si tienes ganas de pelear mientras conduces o te sientes ofuscado, no estás solo. De hecho un 80 por ciento de los conductores de la nación experimentan algún tipo de “rabia tras el volante”, según un reporte de AAA Foundation for Traffic Safety, dado a conocer esta semana.

Para Molina, este estudio le brinda un alivio: “A veces pienso que tengo problemas de ira, pero la realidad es que con tanto tráfico y con tanta gente manejando mal, tarde o temprano vas a sentirte enojado”, dijo el conductor de 35 años de edad.

Según el reporte, los conductores experimentaron sentimientos de agresión, frustración e ira por lo menos en una ocasión el año pasado.

Con esta revelación, las estadísticas señalan que alrededor de ocho millones de automovilistas chocaron sus autos intencionalmente contra otros vehículos o se bajaron de su auto para hacerle frente a otro conductor.

El informe encontró también que los hombres conductores de entre 19 y 39 años de edad estuvieron significativamente más propensos a tener un comportamiento agresivo, mientras que los conductores en el noreste de Estados Unidos fueron más propensos a gritar, usar el claxon o hacer más gestos de enfadado que otros automovilistas en otras partes del país.

“Es normal que los conductores experimenten ira tras el volante, pero no debemos dejar que nuestras emociones nos conduzcan a decisiones destructivas, como la rabia en el camino”, dijo Anita Lorz Villagrana, gerente de programación de seguridad de tráfico del Club Automóvil del Sur de California.

“No se arriesgue a escalar una frustración a una confrontación porque usted nunca se sabe lo que el otro conductor podría hacer. Mantener la cabeza fría y concéntrate en llegar a su destino con seguridad”, sostuvo Villagrana.

El estudio basado en entrevistas con más de 2,700 conductores, encontró que más de la mitad manejó muy pegado a otro auto en el último año, mientras que casi la mitad admitió usar el claxon o gritar con enojo al resto de los conductores.

Un tercio de los automovilistas admitió hacer gestos de ira a los demás conductores, y un cuarto bloqueó intencionadamente a otro vehículo para que este no pudiera cambiar de carril.

Asimismo, el cuatro por ciento de los conductores informó salir de un vehículo para enfrentarse a otro conductor, mientras que el 3 por ciento admitió haber golpeado o chocado otro vehículo.

El Auto Club instó a los automovilistas evitar ofender a los demás conductores al forzarlos a cambiar la velocidad o dirección. Las personas al volante también deben “ser tolerantes e indulgentes” para evitar las confrontaciones, el contacto visual y abstenerse de hacer gestos.

“El conducir desconsideradamente, el tráfico malo y el estrés del diario pueden transformar una frustración menor en una situación peligrosa”, dijo Jurek Grabowski, director de investigación de AAA Foundation for Traffic Safety.

“Hay muchos conductores que se ciegan por la ira del momento en una forma que puede resultar mortales”, agregó Grabowski.

A parte de no sentirse solo en las rabietas, para Molina estas estadísticas ofrecen una vez más el mensaje de ser pacientes.

A final del día “todos experimentamos ira de tras del volante por una u otra razón. No vale la pena arriesgarnos o arriesgar a los demás. Lo que al final queremos es llegar a la casa sanos y salvos con la familia”, sostuvo Molina.


Anuncio