La constitucionalidad del matrimonio gay en EE.UU. queda en suspenso

Matrimonio entre dos personas del mismo sexo es un derecho constitucional a nivel nacional

Después de dos horas de debate sobre si el matrimonio entre dos personas del mismo sexo es un derecho constitucional a nivel nacional o no, la Corte Suprema fue cautelosa en no demostrar a favor de quién dará su veredicto en junio.

Durante la audiencia, en la que varios grupos a favor del matrimonio gay y en contra expusieron sus casos, la juez Sonia Sotomayor, del ala liberal, señaló que la decisión final de la corte debería permitirle a la gente decidir con quién quiere casarse.

Sin embargo, el juez Anthony Kennedy enfatizó que "desde hace milenios" la definición del matrimonio ha sido entre un hombre y una mujer, y sostuvo que la lucha para legalizar los matrimonios del mismo sexo es una redefinición de esa institución.

Por su parte, el juez John Roberts hizo varias preguntas fuertes a ambos grupos, demostrando así que este podría inclinarse por cualquier lado.

Luego de estudiar seis casos de Ohio, Michigan, Tennessee y Kentucky, la Corte Suprema podrá determinar si el matrimonio gay es legal a nivel nacional o si los estados puede retener la autoridad para prohibirlos.

El estado de Massachusetts fue el primero en legalizar la practica en el 2003, desde entonces el numero de estados que hoy en día permite el matrimonio gay asciende a 37 más el Distrito de Culumbia, mientras 13 estados han tenido prohibiciones.

Tras la acción de la Corte Suprema, varios grupos a nivel local a favor y en contra del matrimonio gay, han dejado escuchar su postura. Actualización en unas horas.

Aunque no hubo claridad,  la comunidad gay lo toma como una victoria 

Tras la acción de la Corte Suprema, varios grupos a favor del matrimonio entre el mismo sexo se anotaron una mini victoria este martes sosteniendo que con el debate “se ha dado un paso adelante”.

“La mayoría de americanos está de acuerdo en que todos puedan unirse en matrimonio con la persona que aman”, dijo Sarah Kate Ellis, presidente y jefa ejecutiva de GLAAD, una organización que monitorea los temas sobre el sector gay, lésbico, bisexual y transgénero (LGBT) en la nación.

“La audiencia marca un hito importante en la marcha de nuestro país para convertirse en una nación en la que todos son creados iguales. Pero a medida que la búsqueda de la igualdad de derechos continúa, no olvidemos que la igualdad en el matrimonio es un punto de referencia, no una línea de meta - y nuestro trabajo para acelerar la aceptación y acabar con la discriminación continúa”, dijo Kate Ellis. 

Latinos indocumentados podrían beneficiarse 

El debate tiene un impacto histórico en la comunidad gay. No obstante este se extiende a la comunidad  gay sin documentos legales en el país, ya que muchos de estos se podrían beneficiar de ciertos derechos si sus parejas son ciudadanas, agregó Mónica Trasandes, vocera de GLAAD.  

Se estima que existen más de un millón de latinos LGBT en el país. No se sabe específicamente cuántos de ellos hay en los estados que aún cuentan con la prohibición del matrimonio entre el mismo sexo.   

No obstante,  “este paso puede ser el principio de la igualdad de derechos que  se le ha negado a las personas indocumentadas. El matrimonio podría ofrecer esa protección que muchos necesitan sobre su estado legal, su salud, su educación entre otros temas”.

Para Ronnie Veliz, activista y fundador de la organización Somos Familia Valle,  es hora de que la comunidad homosexual reciba “los mismos derechos” que el resto de la población. 

“Hemos venido viendo la desigualdad desde hace mucho tiempo. Es fácil para muchos decir que no se nos debe dar este derecho porque no son afectados, pero cuando vives en carne propia la discriminación, las cosas son distintas. Esperamos con ansias la aprobación para que muchos de nuestros indocumentados también puedan tener los servicios que actualmente se les niegan” señaló Veliz. 

La controversia no se deja esperar

Sin embargo, los grupos que se oponen al matrimonio entre personas del mismo sexo enfatizaron una vez más que el casamiento debe ser solamente entre hombre y mujer.

La Organización Nacional para el Matrimonio (NOM), una de las organizaciones más grandes de la nación dedicada a preservar el casamiento estrictamente entre hombre y mujer, dijo estar optimista sobre el resultado del debate. 

“Me siento muy alentado por el cuestionamiento, especialmente del juez Kennedy, ya que se centró en lo que el matrimonio es", dijo John Eastman, presidente de la NOM.

"Esto demuestra que los jueces se dan cuenta de que el matrimonio ha existido durante miles de años y no tienen base constitucional para redefinir la misma."Más de 50 millones de estadounidenses en las urnas de 35 estados apoyan preservar el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer”, agregó. 

Eastman aclaró que la sociedad tiene muchas maneras de apoyar la dignidad de todos sus ciudadanos, incluidos los gays y lesbianas, sin redefinir el matrimonio. Añadió que la Corte Suprema no tiene el poder de cambiar una institución como el matrimonio. 

Asimismo, Peter Labarbera, de Amaricans for Truth About Homosexuality, una organización en contra de la agenda activista homosexual, remarcó que ninguna ley hecha por hombres tiene la autoridad moral para anular o inclusive criminalizar la ley trascendente de Dios. 

“Y en nombre de una falsa igualdad ‘gay’, la santa Palabra de Dios, la Biblia, está siendo reescrita para acomodar el pecado”, señaló. 

Un sondeo reciente de CNN revela que el 63% de los estadounidenses apoya la igualdad de matrimonio como un derecho constitucional. Esto significa el aumento del 14% a comparación del 2010. Asimismo, da a conocer que la aceptación para el grupo LGBT es más rápida en los estados donde hay igualdad de matrimonio a comparación de los que se conservan prohibiendo. 

Al cierre de esta edición, la Arquidiócesis de L.A. no había dado respuesta a su postura sobre el tema.

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
55°