Anuncio
Share

Advierten de nueva estafa telefónica por faltar a ser jurado en la corte

Se conoce que los estafadores son muy persistentes al llamar a sus posibles víctimas y que no dejan de llamar hasta que logran hablar con una persona por teléfono.

Se conoce que los estafadores son muy persistentes al llamar a sus posibles víctimas y que no dejan de llamar hasta que logran hablar con una persona por teléfono.

(Reuters)

Autoridades de la Corte Superior del Condado de Los Ángeles advierten que han descubierto a varios individuos que se están haciendo pasar por agentes del Sheriff de Los Ángeles y están contactando a los residentes diciéndoles que están en desacato con la Corte por faltar a ser miembro de un jurado.

Los estafadores llaman telefónicamente a sus posibles víctimas y les dicen que una orden de arresto ha sido emitida en su contra y que la única manera de resolver legalmente el problema es pagando una fianza que oscila entre 2,000 y 5,000 dólares.

Según las autoridades, los sospechosos de este nuevo fraude les dicen luego a las personas que una vez cancelada la fianza, deberán dirigirse a la corte con cierta documentación para que puedan ‘limpiar’ la falsa orden judicial que pesa en su contra.

Los estafadores les instruyen a las presuntas víctimas que deben ir a un supermercado local o a una tienda de Office Depot y comprar una tarjeta prepagada conocida como “Reloadit” y que le depositen una determinada cantidad, dice el sargento del Sheriff y experto en fraude cibernético, Dana McCants.

Una vez que estos la tienen con dinero depositado en la misma, les piden que lean los números que están en la parte posterior de la tarjeta a la persona que los llamó uncialmente, agrega McCants.

A las víctimas les piden posteriormente que envíen por correo las tarjetas de debito propagadas a la dirección de la corte local, sin darse cuenta que los fondos de las tarjetas de debito ya fueron retirados por los estafadores, una vez que dan los números de la misma.

Se conoce que los estafadores son muy persistentes al llamar a sus posibles víctimas y que no dejan de llamar hasta que logran hablar con una persona por teléfono.

“Le recordamos al público que ni el personal de las cortes, ni el Sheriff contactarían a alguien por teléfono para demandar algún pago”, dice McCants.

Además nunca se le pedirá a nadie que proporcione información personal que puede ser usada para el robo de identidad como números del Seguro Social o su número de licencia.

La información de sus tarjetas de crédito o débito unicamente se la podría pedir si usted ha llamado a la corte para realizar un pago por alguna infracción o cualquier otro asunto relacionado a dicha corte.

“Las víctimas en muchas ocasiones son de bajos recursos e inclusive son aquellos que por no tener una documentación legal en Estados Unidos, no acuden a las autoridades y prefieren pagar el dinero”, agrega McCants.

Como experto en este tipo de crímenes, “le pido a la gente que si tiene alguna duda, le diga a las personas al otro lado del teléfono que van a verificar con la corte y que cuelguen de inmediato”.


Anuncio