Anuncio
Share

Lo que los adolescentes realmente hacen en sus teléfonos inteligentes

Ser ‘Multitasking’ o hacer tareas múltiples es la nueva norma entre los adolescentes y preadolescentes, esto de acuerdo a un reporte de Common Sense Media. Donald Conkey de 15 años, revisa su teléfono inteligente mientras hace la tarea en su cuarto en Wilmette, Ill. (Associated Press / Martha Irvine)

Ser ‘Multitasking’ o hacer tareas múltiples es la nueva norma entre los adolescentes y preadolescentes, esto de acuerdo a un reporte de Common Sense Media. Donald Conkey de 15 años, revisa su teléfono inteligente mientras hace la tarea en su cuarto en Wilmette, Ill. (Associated Press / Martha Irvine)

Si parece que los adolescentes pasan mucho tiempo conectados a sus aparatos digitales, es porque es cierto. Para ser exactos, pasan cerca de una cuarta parte de su día en ellos.

En un primer vistazo al estudio de Tracy Lien, dice que el tiempo aproximado que un adolescente de entre 13 y 18 años consume en tecnología es de 9 horas al día, esto es aparte del tiempo que pasa en la escuela y haciendo las tareas.

Niños entre los 8 y 12 años de edad o preadolescentes pasan cerca de 6 horas frente a las pantallas. Miran programas, juegan, se conectan a las plataformas sociales y escuchan música, algunas veces hacen todo al mismo tiempo.

Esta mirada a la vida de las pantallas digitales de nuestros preadolescentes y adolescentes es una cortesía de Common Sense Media, un censo sobre el uso de los medios, una investigación que detalla los hábitos y las preferencias de los niños americanos en la actualidad. En el primer trimestre del año se encuestaron a 2,658 niños entre los 8 y 18 años a nivel nacional.

“El censo sobre el uso de la tecnología proporciona a los padres, educadores y a la industria de la tecnología un excelente panorama de lo que hacen ahora los niños y de cómo podemos sacar el mayor provecho de los medios de comunicación y de la tecnología en sus vidas”, dijo James P. Steyer, fundador y director de Common Sense Media, una organización sin fines de lucro que ayuda a las familias a navegar por las plataformas sociales y tecnológicas.

Incluso con todas las opciones de nuevos formatos, como videos en línea, videojuegos móviles y redes sociales, los niños ven más televisión y escuchan más música, sólo que no exactamente de la misma forma en que mamá y papá lo hicieron cuando eran niños.

Los preadolescentes pasan el 41% del tiempo en los dispositivos móviles mientras que los adolescentes pasan el 46% de su tiempo. Pero no todos usan los dispositivos de la misma forma.

En un día normal el 34% de los preadolescentes y el 23% de los adolescentes pasan 2 horas o menos en las plataformas sociales digitales, mientras que el 11% de los preadolescentes y el 26% de los adolescentes pasan más de 8 horas en aparatos con pantallas.

Ya sea en computadoras, tabletas o teléfonos inteligentes, el 39% del tiempo de los adolescentes lo dedican a las pantallas digitales ya sea a ver, escuchar o leer; el 25% a jugar o a hacer búsquedas en la red; el 26% al uso de las redes sociales y a chatear por video.

Muy poco tiempo, sólo un 3%, se centró en la creación de contenidos, como la escritura, codificación, hacer arte digital o música, según el informe .

El papel de los medios de comunicación social en el tiempo de uso de la pantalla fue algo sorprendente. Aunque los medios de comunicación social son una parte integral de la vida de la mayoría de los adolescentes, son especie de “ah” al respecto. Sólo el 36 % de los adolescentes dicen que disfrutan “mucho” usando las redes sociales, en comparación con el 73% que disfruta “mucho”, de escuchar música y 45% de ver televisión.

“La diversidad de patrones de uso de los medios de comunicación entre los jóvenes es asombroso”, dijo la autora del informe Vicky Rideout, consultora senior de Common Sense Media, “pero es interesante ver que a pesar de todo, la televisión y la música siguen siendo los medios de comunicación de su elección- y que las redes sociales se queda muy por detrás”.

También hubo brechas de género. Esencialmente, los niños son de X Box y las niñas son de Instagram, según el estudio. Los muchachos adolescentes nombraron la consola de videojuegos como su actividad de medios favorito a diferencia de las niñas - 27 % de los niños en comparación con el 2% de las niñas.

¿Por qué? Podría ser porque los juegos de consola más populares tienen más hombres como personajes principales y menos femeninos y se centran en la guerra, la violencia o las actividades deportivas convencionales - temas que atraen a los niños más que a las niñas, de acuerdo con el sentido común .

Por otro lado, según la encuesta las niñas pasan más tiempo en las redes sociales y la lectura que los niños, según la encuesta.

Common Sense ofrece el siguiente consejo: Los padres de las niñas y los niños que les gustan los juegos - pueden buscar títulos con diversos personajes y comunidades de juego donde se acepte a cualquier jugador. Los padres pueden hacer que sus jugadores no sean jugadores de Instagram y que de esta forma pudieran seguir encontrando la manera de conectarse con amigos, incluso a través de los juegos; también se podrían buscar libros que atraigan los intereses específicos de su hijo para animarlos a leer.

La brecha económica fue muy evidente en este estudio, en términos de acceso a las herramientas tecnológicas, a pesar de recientes declaraciones que decían lo contrario.

Preadolescentes y adolescentes de familias de bajos ingresos tienen menos acceso a computadoras, tabletas y teléfonos inteligentes. Por ejemplo, el 92 % de los adolescentes cuyo ingreso familiar es mayor a los $100,000 al año tienen un dispositivo portátil en casa, comparado al 54 % de los adolescentes cuya familia hace menos de $35,000 al año.

Según el mismo informe, los preadolescentes y adolescentes negros reportan pasar mucho más tiempo usando tecnología que los niños blancos o hispanos. Un joven negro reportó haber pasado un promedio de más de 11 horas al día consumiendo tecnología, en comparación con sus homólogos blancos e hispanos que pasaron un promedio de 8.5 horas y casi 9 horas, respectivamente.

Hacer tareas múltiples o ser ‘multitasking’ es la nueva normativa cuando es tiempo de hacer la tarea. La mayoría de los adolescentes escuchan música mientras hacen su trabajo, pero muchos también ven la televisión (51 %), utilizan los medios de comunicación social (50 %) y de texto(60 %).

Y no, no piensan que sea un problema. De hecho, la mayoría de los niños que hacen tareas múltiples registran poco impacto en la calidad de su trabajo. Todavía no hay evidencia que sugiera que hacer tareas múltiples haga más difícil retener la información, de acuerdo a Common Sense.

“Como padre y educador, claramente hay más trabajo por hacer en torno al tema de ser ‘multitasking’”, dijo Steyer.

Este vistazo al mundo digital de los preadolescentes y adolescentes sugiere que nuestros hijos pasan más tiempo consumiendo tecnologia que el tiempo que pasan conectándose con sus padres o incluso con sus profesores. Este informe no es una evaluación sobre el contenido de lo que sus hijos están consumiendo.

¿Tiene una batalla sobre tabletas y telefonos inteligentes con sus hijos? Intercambiemos consejos: @mmaltaisla

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio