Anuncio
Share

La lucha por los contratos y otros beneficios laborales de los maestros vuelve a la corte en California

El equipo legal que representó a los demandantes en el caso, en 2014, incluyó a Theodore Boutros (centro) y Marcelo McRae (derecha). El caso fue presentado en el nombre de nueve estudiantes (Bob Chamberlin / Los Angeles Times).

El equipo legal que representó a los demandantes en el caso, en 2014, incluyó a Theodore Boutros (centro) y Marcelo McRae (derecha). El caso fue presentado en el nombre de nueve estudiantes (Bob Chamberlin / Los Angeles Times).

Una de las apuestas más altas por la batalla de la educación está a punto de reiniciarse este jueves en una corte de Los Ángeles, cuando los sindicatos de maestros y sus aliados intenten recuperar las protecciones laborales que les fueron arrebatadas en 2014, mediante un veredicto que hizo historia.

Una corte de apelaciones sopesará el fallo del juez de la Corte Superior de Los Ángeles Rolf M. Treu, que conmocionó a California y al resto del país al eliminar contratos y el sistema de antigüedad que durante mucho tiempo había protegido a los maestros de las escuelas públicas. El fallo está en suspenso, en espera de una apelación.

En el caso Vergara vs. California, el juez Treu falló a favor de los demandantes: nueve estudiantes de escuelas públicas, que argumentan que las normas que protegen el trabajo del maestro ponen en peligro su derecho constitucional a la educación pública.

Treu halló que los maestros obtienen protecciones laborales fuertes de forma muy rápida, en un lapso de dos años. Y descubrió también que el proceso para despedirlos “es tan complejo, consume tanto tiempo y es tan caro, que convierte en ilusoria la posibilidad de destituir por causa justa a un maestro ineficiente”. También eliminó antiguas reglas bajo las cuales los maestros eran despedidos en base al sistema de antigüedad, y acorde con su desempeño.

El juez también aceptó el argumento de que estas reglas, respaldadas por los sindicatos, lastiman desproporcionadamente a los estudiantes minoritarios, un statu quo que, según dijo, le “estremeció la conciencia”.

Los sindicatos y sus aliados desafiaron las evidencias presentadas en la corte, señalando, por ejemplo, que una docente mencionada durante un testimonio como ejemplo de ‘una mala maestra’ había sido honrada como maestra del año dentro de su sistema escolar.
También argumentaron que eliminar las protecciones laborales no contribuiría a mejorar el cuerpo académico, y podría disuadir a profesores talentosos de incorporarse o permanecer en la profesión.

El caso rápidamente convirtió a California en el centro de un debate nacional acerca de cómo proteger a los estudiantes de los maestros ineficaces, y sobre cómo se les debe definir.

El exsecretario de Educación de Estados Unidos, Arne Duncan, elogió la decisión. En cambio, Randi Weingarten, presidente de la Federación Americana de Maestros, censuró la decisión y manifestó que ésta despojó “a los cientos de miles de maestros que hacen bien su trabajo de cualquier derecho a ser escuchados”.

En octubre, el ex presentador de CNN Campbell Brown fundó su propia organización no lucrativa que apoya una demanda similar para disolver las protecciones de titularidad de cargo en Nueva York.

El veredicto, que está en espera, fue apelado por la Asociación de Maestros de California, la Federación de Maestros de California, el gobernador de California Jerry Brown, y otros altos mandos estatales.

Un panel de tres jueces deberá resolver dentro de los 90 días posteriores a la audiencia.

Puede encontrar a Joy Resmovits, @Joy_Resmovits, y a Howard Blume, @HowardBlume. en Twitter.

Traducción: Diana Cervantes

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio