Anuncio
Share

La Junta de Educación de LAUSD reeligió a Steve Zimmer como presidente

El presidente de la Junta de Educación de Los Ángeles, Steve Zimmer (Mark Boster/L.A. Times).

El presidente de la Junta de Educación de Los Ángeles, Steve Zimmer (Mark Boster/L.A. Times).

Steve Zimmer será por segundo año el presidente de la Junta de Educación de Los Ángeles, después de que el panel votara por 7-0 en favor de mantenerlo en el cargo.

Aunque el presidente no tiene mayor autoridad que los otros seis miembros electos de la Junta, puede ejercer una influencia considerable. Es a menudo el representante público del segundo sistema escolar más importante de la nación y gestiona las reuniones públicas y a puerta cerrada del consejo directivo.

“Si hay algún tema del que estoy hablando en estos días, [es] que tenemos que hacer esto juntos”, señaló a sus colegas antes de la votación. “No se trata de estos niños o de aquellos niños, se trata de nuestros hijos”, aseguró.

Zimmer no tuvo oposición en la votación. Durante su primer año se convirtió con frecuencia en la cara pública de la resistencia a la propuesta -encabezada por el filántropo local Eli Broad- de trasladar al menos a la mitad de los estudiantes del distrito a escuelas charter.

Las charter son financiadas públicamente pero pueden ser administradas de forma privada; están fuera de control del distrito, y en los últimos años, el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD, por sus siglas en inglés) ha perdido miles de estudiantes -y el financiamiento estatal correspondiente- por estas escuelas

Zimmer, quien siempre se mostró como un feroz opositor de la idea, trató de modular su tono al hablar por la Junta Escolar, cuyos miembros tienen una mayor diversidad de perspectivas.

En tanto, la propuesta Broad se convirtió en un plan para crear nuevas escuelas de excelencia de cualquier tipo, aunque las charter siguen siendo el componente central de la iniciativa.

Los esfuerzos de Zimmer por proyectar un grado de neutralidad en ésta y otras cuestiones recibieron comentarios variados por parte de sus colegas y partidarios.

Zimmer señaló que el distrito necesita mantener un sentido de urgencia en nombre de los estudiantes que no están alcanzando un buen desempeño, al mismo tiempo que deben resistirse a cualquier crítica que habla del fracaso del distrito.

En el último año, Zimmer supervisó el proceso para reemplazar al superintendente saliente, Ramón C. Cortines. En enero, la Junta seleccionó por unanimidad a la superintendente adjunta Michelle King.

Zimmer fue uno de los altos funcionarios que presionaron a los administradores para enfrentar la drástica disminución del número de estudiantes que se gradúan, un tema ligado a los estándares académicos más elevados. El distrito parecía encaminarse hacia una tasa de graduación récord este año, pero aún no está claro si los estándares académicos más elevados han sobrevivido en este sentido.

En su discurso, Zimmer destacó la importancia de mantener el rigor y lograr que todos los estudiantes se gradúen, para que “podamos sacar las palabras ‘desertor escolar’ y ponerlas en los libros de historia”. Asimismo, instó a la Junta a asumir dos retos en particular: la educación temprana en la infancia y el verdadero bilingüismo.

La educación temprana, dijo, ofrece gran esperanza para cerrar la brecha en los logros académicos que separan a los estudiantes blancos y asiáticos de los negros y latinos de bajos ingresos. Además, hablar más de un idioma posiciona a los alumnos para competir en el mercado mundial.

Varios miembros de la Junta no pudieron resistir la tentación de dar consejos a Zimmer, instándole a colabore para que las reuniones de la Junta acaben antes y de acuerdo con el horario establecido. “Tú eres una persona muy buena, pero tratemos de ser muy eficientes”, pidió Mónica Ratliff. Zimmer señaló que entendió el mensaje, pero eso no le impidió hablar durante 20 minutos después de su nombramiento.

Aunque Richard Vladovic, miembro de la Junta, había nominado a Zimmer, no pudo resistir un pequeño reproche cuando éste terminó de hablar. “Brevedad es la palabra clave, Steve”, señaló Vladovic. “Esto no es un buen ejemplo”.

howard.blume@latimes.com

Twitter: @howardblume

Nota del editor: Education Matters recibe fondos de varias fundaciones, entre ellas una o más de las mencionadas en este artículo. California Community Foundation y United Way of Greater Los Angeles administran donaciones de Baxter Family Foundation, Broad Foundation, California Endowment y Wasserman Foundation. Bajo los términos de estas concesiones, The Times mantiene el control total del contenido editorial.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio