Anuncio
Share

La coalición dice que el Distrito Unificado de L.A. no asigna los fondos necesarios para los estudiantes que más lo necesitan

Michelle Kin. AP

Michelle Kin. AP

De acuerdo a una coalición de grupos locales, el sistema escolar de Los Ángeles está desviando incorrectamente el dinero destinado a programas para los estudiantes que más los necesitan, incluyendo a aquellos de familias de bajos recursos. Está en juego el uso de cientos de millones de dólares.

La disputa se centra en el aumento a los fondos que supuestamente son para beneficio de los estudiantes que se encuentran entre los más difíciles de educar y quienes persistentemente han quedado rezagados académicamente, como los estudiantes de bajos recursos, los estudiantes aprendices del idioma inglés y los estudiantes en el sistema de cuidado de crianza (Foster-Care System). Proporcionar recursos adicionales para estos estudiantes es una pieza clave para de la financiación de las reformas que impulsó el gobernador Jerry Brown.

Bajo las nuevas fórmulas del estado, estos estudiantes no están recibiendo el beneficio total del dinero que generan para el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles, según la coalición.

“Hemos visto ligeros progresos” desde el año pasado, según una “boleta de calificaciones” emitida por las organizaciones participantes. Aun así, “las escuelas del sur y del este de Los Ángeles, Sylmar y Pico-Union son a menudo financiadas por muy poco tiempo, y las brechas en el rendimiento [académico] persisten debido a la falta de inversión”.

Los críticos incluyen a United Way of Greater Los Angeles y grupos aliados que se han unido como Communities for Los Angeles Student Success, o CLASS. Estas organizaciones incluyen a Community Coalition, Los Angeles Urban League and Mexican American Legal Defense and Educational Fund (MALDEF).

Basan sus conclusiones en un análisis de investigadores liderados por Bruce Fuller, profesor de Educación y Políticas públicas en UC Berkeley.

Todas las partes reconocen que el segundo sistema escolar más grande de la nación se enfrenta a problemas financieros a largo plazo, pero CLASS reta las prioridades de gasto del distrito.

Según Fuller, los administradores del distrito han insistido en que la prioridad es la reconstrucción del personal a los niveles que tenía antes de la última recesión económica importante. Sin embargo, añadió, el gasto por estudiante ya es 30% mayor que antes de la recesión.

“Gran parte de este aumento no va a las aulas sino para cubrir la pensiones y los costos de salud”, explicó Fuller. “También, los abogados del superintendente ahora argumentan que otros estudiantes se verían afectados si el distrito correctamente enfocara los $ 4 billones en fondos nuevos a los niños que generan los ingresos frescos del estado... Pero el distrito ha elegido mover dólares nuevos hacia los salarios y beneficios secundarios para los maestros, en lugar de respetar la prioridad del gobernador Brown: cerrar las brechas persistentes en los logros de los estudiantes”.

El gasto del distrito se ha incrementado de alrededor de $9,300 por alumno en 2006-07, justo antes de la recesión, a $12,100 en el actual año, 2015-16, dijo Fuller.

A pesar de su crítica, CLASS elogió la transparencia del distrito con la información de datos y presupuesto. Y las prioridades de fondos del distrito ha mejorado desde el año pasado, dijo Elmer Roldan, director de programas de educación y la política de United Way. Todavía, dijo, millones de dólares necesitan ser redirigidos para servir mejor a los estudiantes.

Él no tenía propuestas concretas de cómo o donde el distrito podría gastar menos.

“Ese es su trabajo”, señaló Roldán.

Los administradores del distrito emitieron un comunicado en respuesta a CLASS.

“Estamos muy agradecidos de que se reconozca que se han hecho progresos significativos para satisfacer las expectativas de la comunidad y del estado”, el distrito señaló en un comunicado. “Estamos de acuerdo en que hay más trabajo por hacer para asegurar que se hacen grandes avances en los resultados de todos los estudiantes y especialmente de nuestros estudiantes más necesitados... Acogemos la oportunidad de continuar nuestras platicas bajo una agenda de equidad que es beneficiosa para todos los estudiantes en el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles”.

Un ejemplo de diferencia de opinión se refiere a la dotación de personal en las escuelas primarias. El distrito decidió restaurar las posiciones de subdirector y de asistente de biblioteca a lo largo del sistema escolar. En lugar de esto, el uso de este dinero debió haberse centrado en las necesidades específicas de los estudiantes, según la coalición. El distrito responde que estos alumnos obtienen un beneficio de tales movimientos porque ellos constituyen cerca del 85% de la matrícula del distrito.

La boleta de calificaciones de CLASS plasmó varias recomendaciones, incluyendo el establecimiento de una posición de permanente dentro del distrito que supervise si el gasto está dando los resultados previstos. Según CLASS, el distrito no le da seguimiento a cómo los programas, recursos y escuelas están avanzando hacia el progreso académico de los estudiantes

Los funcionarios estatales también han criticado cómo el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles gasta dinero y le han ordenado al sistema escolar que redirija cientos de millones de dólares en sus futuros presupuestos.

En la reunión de la Junta de educación del martes, los administradores del distrito examinarán si cumplirán con las instrucciones del estado o las desafiarán. También tendrán que escuchar los reclamos de los grupos públicos y comunitarios; más de 70 ponentes han firmado para comentar sobre el presupuesto propuesto por el distrito.

howard.blume@latimes.com

Twitter: @howardblume

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio