Anuncio
Share
Local

En Burbank, un alumno inició un movimiento para no tomar los exámenes estandarizados estatales

Estudiante

El estudiante junior Sam Gorman inició un movimiento que llevó a cerca de 270 estudiantes a optar por no realizar los exámenes estatales estandarizados en Burbank High School (Cortesía de Sam Gorman).

En Burbank, los estudiantes comenzaron a tomar los exámenes estandarizados a principios de este mes, pero cerca del 40% de la clase junior de Burbank High optó por no participar del proceso, según informó el superintendente del Distrito Escolar Unificado de Burbank (BUSD), Matt Hill.

De los 656 estudiantes junior de Burbank High, 269 optaron por no presentar el examen luego de que uno de sus padres firmara la petición.

Para el estudiante de Burbank High Sam Gorman, la opción de no presentar el examen significó levantarse contra una prueba que se basa “en mucha información y estándares redundantes, en lugar de en adquirir conocimientos duraderos”, señaló el alumno mediante un correo electrónico.

Anuncio

Durante su estancia en Suiza el verano pasado, donde asistió a una cumbre presentada por Education First, una compañía internacional que administra programas de estudio fuera de los Estados Unidos, Gorman se enteró que que podía elegir no tomar el examen: “Trabajar con expertos en educación y progresistas como Sir Ken Robinson y Nikhil Goyal me ayudó a abrir los ojos a las interesantes posibilidades de un sistema educativo que trata a los estudiantes más como los individuos que son y menos como los datos en bruto que se han vuelto”, afirmó.
 
Esta prueba estatal se basa en los estándares estatales de California, recientemente llamados Estándares Básicos Comunes (Common Core). El examen computarizado debutó en California hace dos años en reemplazo de la prueba STAR, con respuestas de opción múltiple.

El nuevo examen computarizado testea a los estudiantes en matemáticas y en artes del lenguaje, y es administrado por educadores para medir el nivel de preparación de los alumnos para la universidad. Los alumnos desde el tercer hasta el octavo grado también deben tomar la prueba para dar a los educadores una muestra del entendimiento de los estándares estatales.

Sam escribió acerca de estos exámenes en su sitio en internet,  YoungchangeBestchange.org, y posteriormente, a mediados de marzo, tuiteó un enlace que explicaba a los estudiantes la opción de no tomar la prueba. Los alumnos junior deben hacer una petición por carta; en ella debe estar la firma de los padres, la fecha y debe ser enviada al director de la escuela.

Anuncio

Era mediados de marzo y todavía faltaban algunas semanas antes de que comenzaran los exámenes, el 7 de abril, cuando un compañero le preguntó a Daniel Park, estudiante junior, si el haría valer la opción de no tomar el examen. “En todas partes la gente se preguntaba ‘¿Vas optar por no realizar el examen?’”, confirmó el joven por teléfono esta semana.

Daniel es un estudiante con miras a la universidad, que está inscripto en cinco clases AP (historia de los Estados Unidos, inglés, cálculo, psicología y física). También es presidente del Key Club, en donde se reúne cada dos semanas y ayuda a organizar eventos de servicio social, como recoger basura en la playa, dar tutoría a estudiantes o participar en caminatas que sirven para recaudar fondos para organizaciones nacionales o regionales.

Daniel aseguró que a muchos estudiantes como él les agrada la idea de no tomar los exámenes estandarizados, en parte porque saben que ello no afectará su ingreso a la universidad y porque actualmente ya tienen mucho de qué ocuparse.

Como presidente del Key Club, se ha dado cuenta cómo sus compañeros trabajan fuertemente para registrar horas de voluntariado, y muchas veces están mas preocupados por el número de horas que por el servicio que proporcionan. Además de ello, todavía buscan tener calificaciones perfectas. “En nuestra generación, todo el mundo está obsesionado con conseguir las mejores calificaciones”, comentó Daniel.
 
La ventana para que los estudiantes tomen los exámenes estandarizados termina esta semana. El próximo mes son los exámenes AP y los finales. Durante 16 horas, otros estudiantes han tomado el examen estandarizado en Burbank High. Daniel aprovechó ese tiempo para estudiar para sus próximos exámenes finales de AP en el campus, en una habitación llena de otros estudiantes que optaron, como él, por no tomar la prueba estatal. “El tiempo es tan valioso para los estudiantes”, aseguró Daniel.
 
Sus padres apoyaron su solicitud, igual que los de Sam. “Los padres han desempeñado un papel integral en ayudar a sus hijos a ratificar que no querían tomar el examen”, agregó Sam.
 
Solamente cuatro estudiantes optaron por no presentar el examen en la escuela rival de Burbank High School, John Burroughs High. Entre las cuatro escuelas preparatorias de Glendale, 18 estudiantes optaron por no presentar el examen estatal, informó Lynn Marso, superintendente auxiliar del Distrito Escolar Unificado de Glendale.
 

Anuncio

“Me siento más aliviado”, dijo Daniel. “Creo que el mes de abril es una locura”.
 
Kelly Corrigan, kelly.corrigan@latimes.com

Twitter: @kellymcorrigan

Traducción: Diana Cervantes.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio