Anuncio
Share

El LAUSD asegura que mejorará las tasas de graduación

Estudiantes de la escuela Francisco Bravo Medical Magnet High School, el año pasado practicando para los nuevos exámenes (Anne Cusack / Los Angeles Times).

Estudiantes de la escuela Francisco Bravo Medical Magnet High School, el año pasado practicando para los nuevos exámenes (Anne Cusack / Los Angeles Times).

Los funcionarios de las escuelas de Los Ángeles afirmaron el viernes que la crisis de graduación está disminuyendo después de que el distrito pusiera en marcha un programa de emergencia para ayudar a los estudiantes a ponerse al día con los créditos académicos.

En diciembre último se proyectaba que, en base a requisitos mas rígidos que entraron en vigor este año, sólo el 54 % de los estudiantes lograría graduarse. A principios de febrero, la proyección se elevó al 63% y, ahora, las autoridades esperan que a fines de 2016 la tasa sea igual o superior a la del año pasado, que registró un 74%.

El viernes pasado, el distrito dio a conocer las proyecciones de febrero para el final del año escolar.

“Seguimos abriendo nuevos caminos, mientras nos preparamos para nuestra primera clase que se graduará cumpliendo con los nuevos requisitos”, detalló un informe enviado el jueves último a la Junta de Educación. “La familia del LAUSD puso ‘manos a la obra’ y proporcionó los apoyos necesarios para asegurar el éxito de los graduados”.

“Hemos logrado cambios dramáticos”, aseguró Frances Gipson, director de instrucción del distrito.

Los nuevos estándares de graduación son actualmente una fuente de debate. Los estudiantes del último año serán los primeros que deberán aprobar una serie de clases que los habilitarán para ingresar a una universidad estatal con carreras decuatro años. En estas clases, los estudiantes deberán obtener una calificación D, o mejor.

Las pruebas estandarizadas han sido atacadas por grupos con distintos puntos de vista sobre cómo asegurarse de que los cursos académicos sean significativos para los estudiantes.

Algunos insisten en que las normas son poco exigentes, porque en estos cursos los estudiantes sólo necesitan obtener una C para ser considerados para una universidad estatal, de los sistemas UC o CalState. Los nuevos estándares del distrito se quedan cortos.

Otros están preocupados de que la nueva norma sea demasiado exigente porque, por ejemplo, los estudiantes deben aprobar álgebra de nivel intermedio. El estado requiere que los graduados de preparatoria aprueben únicamente algebra para principiantes.

Los críticos también están preocupados de que el enfoque de un plan de estudios de preparación universitaria limite la oportunidad para aquellos estudiantes que toman clases optativas, tales como cálculo o fotografía.

Según los funcionarios del distrito, el plan para resolver la crisis de graduación ha tomado distintos enfoques.

Las familias que tienen un estudiante en problemas el pasado 5 de febrero recibieron una notificación acerca de su situación. Además, se ordenó a las escuelas reunirse personalmente con cada alumno y sus padres.

Antes de eso, durante las vacaciones de invierno, muchos estudiantes aprovecharon la oportunidad de obtener créditos en línea para los cursos que necesitaban.

Un tema recurrente es la duda acerca de si los créditos en línea proporcionan el mismo nivel de aprendizaje que los cursos regulares no aprobados por estos estudiantes. Gipson afirmó que el distrito está seguro de mantener el rigor académico.

Dado a que es el primer año de estas nuevas pruebas estatales, el distrito tiene mucho trabajo por delante. Entre los estudiantes de onceavo grado, el más alto en ser evaluado, el 45% de los estudiantes alcanzaron los objetivos de aprendizaje del estado para ese nivel. Esos estudiantes cursan el último año de preparatoria en el ciclo actual.

En matemáticas, el número fue del 19%. Esta cifra es más difícil de interpretar, porque en preparatoria no todos los estudiantes toman matemáticas todos los años y la dificultad de estos cursos cambia.

Tampoco está claro cómo una mejoría en las cifras de graduación afectará a los estudiantes que soliciten su ingreso a la universidad. Los estudiantes que esperan poder asistir a una universidad estatal suelen tener de plazo hasta diciembre para presentar sus solicitudes y enviar las transcripciones de calificaciones completas -un punto en el que casi la mitad de los estudiantes del último año fallaba.

howard.blume@latimes.com

Twitter: @howardblume

Traducción: Diana Cervantes

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio