Anuncio
Share

Crecen las protestas ‘walk-in’ en Los Ángeles contra el sistema charter

×

Parents, students and teachers in Los Angeles Unified Schools stage a “walk-in” before school Wednesday, Feb. 17, 2016, to protest charter school expansion and call for greater investment in public education.

“¡Vamos, delfines, vamos!”, coreaban decenas de estudiantes, padres y profesores mientras ingresaban a 20th Street Elementary School antes de comenzar el día de clases, para profesar su amor por la escuela del vecindario que pronto podría convertirse en una charter.

Ellos son parte de una manifestación estilo ‘walk-in’, organizada el pasado miércoles por la mañana por los sindicatos de maestros en Los Ángeles y la organización The Alliance to Reclaim Our Schools.

Las manifestaciones en todo el país pudieron seguirse en redes sociales bajo el hashtag #ReclaimOurSchools. En Los Ángeles,éstas destacaron las experiencias positivas en las escuelas públicas tradicionales, ante el creciente número de escuelas autónomas o charter.

Las manifestaciones se suceden en el contexto de un esfuerzo para ampliar rápidamente el número de las escuelas charter en el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD). Estas instituciones son financiados públicamente, pero pueden administrarse de forma privada. La mayoría de ellas no están sindicalizadas.

Los padres de la 20th Street presentaron una petición a principios de este mes para convertir la escuela en charter. Para concretar el cambio, están usando la ley estatal conocida como ‘parent trigger law’, que permite a los padres decidir quién va a tomar el control de un campus con bajo rendimiento una vez que el distrito escolar confirma que la petición fue firmada por la mayoría de los padres.

El grupo aún no ha seleccionado a una organización para la administración de la escuela charter. Bajo la ley estatal, solamente los padres que firmaron la petición pueden votar. El grupo que los apoya, Parent Revolution, está respaldado por organizaciones sin ánimo de lucro que apoyan el crecimiento de estas instituciones educativas, entre ellas Walton Family Foundation, Wasserman Foundation, Arnold Foundation y Broad Foundation.

La recolección de firmas ha dividido el campus. Algunos partidarios de ella acusan a los profesores de mala conducta yseñalan su ánimo de venganza. El sindicato, por su parte, ha acusado a Parent Revolution de utilizar tácticas engañosas para reunir firmas. Ambas partes han negado estas acusaciones.

Las señales y carteles en 20th Street dan cuenta de que los estudiantes disfrutan de su escuela -los profesores, la música- con dibujos coloridos y escritos por los propios niños.

Students, parents and educators hold signs in front of Hamilton High during a "walk-in" demonstartion orchestrated by the Alliance to Reclaim Our Schools to protest charter expansion and call for greater investment in public education.

Students, parents and educators hold signs in front of Hamilton High during a “walk-in” demonstartion orchestrated by the Alliance to Reclaim Our Schools to protest charter expansion and call for greater investment in public education.

(Al Seib / Los Angeles Times)

Quienes protestaron en Hamilton High School, en Las Palmas, fueron más directos en su ataque contra el plan de expansión de las charter, encabezado de forma inicial por la Fundación Eli y Edythe Broad. Esa propuesta delineaba un plan para invertir $490 millones durante ocho años, con el fin de duplicar el número de escuelas charter en Los Ángeles.

Los manifestantes portaban carteles blancos que proclamaban en letras mayúsculas negras: “Multimillonarios, tengan corazón. Su plan separara a nuestras escuelas”. Otros rezaban: “Multimillonarios: paguen sus impuestos para que podamos tener clases más pequeñas, con menos alumnos”.
La superintendente del LAUSD, Michelle King, se unió a los organizadores sindicales y a los miembros del consejo escolar para acudir a la manifestación en Hamilton High, donde alguna vez fue directora. La unión entre el distrito escolar y el sindicato fue, en este evento, una muestra emblemática de cómo aquellos que son parte del sistema de educación tradicional han dejado de lado sus diferencias para luchar juntos contra lo que perciben como una amenaza común.

En otras ciudades, el ambiente fue menos cooperativo: los maestros de Chicago se dirigieron a los funcionarios del distrito para obtener más fondos y un contrato justo. Sin embargo, Karen Lewis, presidente del sindicato de maestros de Chicago, asistió a la protesta en Dorsey High School, en Baldwin Hills. Lewis se presentó allí, y no en Chicago, ya que estaba reunida con el consejo ejecutivo de la Federación Americana de Maestros. Lewis también concurrió a la protesta, con un cartel que decía: “Eli Broad, deja en libertad nuestras escuelas públicas”, seguido por el hashtag ‘#StudentsDeserve’.

A la cabeza de Hamilton se encontraba Randi Weingarten, presidente de la Federación Americana de Maestros. “Está claro que la pelea en Los Ángeles es contra los multimillonarios que tratan de desestabilizar el sistema de educación pública”, dijo Weingarten. “Esta es una pelea para saber si logramos ofrecer oportunidades reales para todos los niños, o si los multimillonarios que quieren privatizar la educación deciden qué niños tienen oportunidades y quiénes no”.

El esfuerzo de expansión de las charter ha sido encabezado por un grupo llamado Great Public Schools Now, cuyos representantes afirmaron que apoyará a las escuelas exitosas sin importar de que tipo sean. “Esperamos poder trabajar de manera constructiva con cualquier grupo que comparta el profundo deseo que tenemos de mejorar la educación de Los Ángeles, y apoyamos a todas las comunidades que están manifestándose para mejorar las escuelas”, dijo el grupo a través de un comunicado emitido antes de la protesta. “Estamos deseosos de discutir seriamente el futuro de la educación en Los Ángeles sin impugnar los motivos de aquellos que no están de acuerdo con nosotros”.

El encuentro frente a 20th. Street Elementary, justo al sur del Centro de Los Ángeles, comenzó temprano. A las 7 de la mañana, padres, maestros y niños se reunieron frente a las puertas de la escuela. El personal llevaba puestas camisas de color azul claro, con estampados en la espalda que llevaban el mensaje: “Los estudiantes, padres y profesores trabajan juntos por una mejor 20th. Street Elementary”. En el frente, las camisas llevaban el mismo mensaje en español.

Una vez dentro de la escuela, el director Mario Garcielita anunció una donación del grupo People for Parks, que permitirá, a partir de abril, que el parque de la escuela esté abierto también los sábados. También informó que renovarían la biblioteca de la escuela y traerían nuevos libros a finales del mes.

Después de la manifestación, los estudiantes y profesores se dirigieron a sus clases, y cerca de 30 padres de familia participaron de un taller para entender la ‘boleta de calificación’ que la escuela había recibido del distrito.

Los representantes del sindicato afirmaron que el evento no fue una protesta por la petición sino un esfuerzo por recuperar las escuelas “para el público, los profesores y los estudiantes”, lejos del “multimillonario programa de privatización”, aseguró la portavoz de Maestros Unidos de Los Ángeles, Anna Bakalis.

El presidente del área central de UTLA, José Lara, es maestro en Santee Education Complex, que también llevó a cabo una protesta de tipo walk-in. Sin embargo, él eligió pasar parte de la mañana en la 20th. Street Elementary para apoyar a los manifestantes”, que quieren mantener la escuela como parte de la comunidad”, dijo.

Juan Nelasco se enteró de la caminata por su hija de 8 años de edad, que pertenece al consejo de estudiantes. Ella y sus hermanos habían hecho carteles para colgárselos del cuello con hilo de color rosa. En el suyo se lee: “Me encanta 20th. Street Elementary porque tiene grandes maestros y nos ayudan”.

Omar Calvillo, padre de familia y uno de los líderes de la petición para convertir la escuela en una charter, también fue a la manifestación. Calvillo aprecia los nuevos programas que permiten que la escuela esté abierta los fines de semana, dijo en una entrevista después de la caminata, pero quiere que sus hijos tengan desafíos y que estén mejor preparados académicamente, agregó.

Encuentre a Sonali Kohli en Twitter@Sonali_Kohli o por correo electrónico en Sonali.Kohli@latimes.com.

El correo de Howard Blume es howard.blume@latimes.com.

La escritora de planta de Los Angeles Times Joy Resmovits contribuyó con este reporte.

Traducción: Diana Cervantes

Nota del editor: Los Angeles Times recibe fondos para su iniciativa digital La Educación Cuenta por parte de uno o más grupos mencionados en este artículo. California Community Foundation y United Way of Greater Los Angeles administran fondos de The Baxter Family Foundation, Broad Foundation, California Endowment y Wasserman Foundation para apoyar este esfuerzo. Bajo los términos de estos fondos, Los Angeles Times mantiene el control completo del contenido editorial.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio