Anuncio
Share

Cómo navegar en el proceso de selección de las escuelas del LAUSD

Todos los padres quieren que sus hijos reciban una buena educación, y conforme la ley federal, todos tienen derecho a recibirla. Sin embargo, hacer que esto suceda y asegurarse de que ésta educación sea a mayor calidad posible, en realidad, puede ser algo más fácil de decir que de lograr; especialmente si uno vive en un barrio marginado.

Algunas familias de Los Ángeles tienen fácil acceso a escuelas de alta calidad. Otras, en cambio, deben trabajar más arduamente para darles a sus hijos lo que se merecen.

Con 1,100 escuelas en el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD, por sus siglas en inglés), los 640,000 estudiantes tienen a su disposición muchos tipos de instituciones y oportunidades educativas. Una ventaja es que la política de inscripción flexible de LAUSD permite a los estudiantes de un barrio asistir a una escuela en otro. Pero el tamaño del distrito y la burocracia inherente a ello pueden ser temas abrumadores para las familias.

A continuación, algunas sugerencias de padres de familia de LAUSD que pueden ayudar a otros padres a manejarse dentro del sistema y alcanzar sus metas educativas.

Seleccionar las posibles escuelas

Si la escuela de su vecindario no es la que usted considera mejor para su hijo, puede inscribirlo en una lotería para elegir la institución educativa de su preferencia. Las opciones incluyen escuelas magneto especializadas, escuelas magneto para estudiantes superdotados, escuelas de estudios avanzados (un centro educativo dentro de otro, donde los programas magneto están al máximo de su capacidad), escuelas independientes, escuelas charter afiliadas y otras que abarcan varios grados (K-6 o K-8, en lugar de las configuraciones más familiares K-5 y 6-8).

También se pueden solicitar permisos interdistritales para cuidado infantil en las escuelas que ofrecen ese servicio para después de clases. Otra posibilidad son los permisos con el programa de transporte, que permite a los alumnos asistir a escuelas fuera de su área inmediata asignadas. El sitio web eChoices, de LAUSD, explica todas estas opciones más detalladamente.

Pero, ¿cómo decidir qué escuela es la mejor? Considere si su hijo tiene algún interés en especial, como por ejemplo arte, o el área conocida como STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas), ya que LAUSD tiene muchas escuelas de este estilo. Y, por supuesto, el transporte es un gran problema: la ley de California requiere que los estudiantes sean recogidos por el bus sólo cuando viven a más de dos millas de la primaria y a cinco millas de distancia de la preparatoria.

Para Nina Beverly, madre de familia, el proceso incluyó la comparación de los puntajes de las escuelas y confiar en los comentarios de boca de otros padres. Beverly también sugiere consultar con las escuelas de interés antes de solicitar la inscripción: “Averiguar si anticipan vacantes para cada grupo de edad para el que estás buscando. Algunos saben, algunos no, pero vale la pena preguntar”.

Cumplir con todos los plazos

Esto es vital. Desafortunadamente, el cumplimiento de los plazos puede ser difícil porque no hay un calendario estándar para todo el distrito. En la experiencia de Beverly, la mayoría de los períodos de solicitudes escolares se abren en octubre o noviembre, y cierran en enero o febrero. Las loterías se realizan en marzo y las familias se enteran de los resultados en mayo, comentó.

Entender la política de admisión de hermanos en cada una de las escuelas

Si tiene más de un niño, es importante prestar especial atención a la política de inscripción para hermanos en cada escuela para la cual se solicita inscripción. Éste ha sido el reto más grande para Beverly: para el año escolar 2016-2017, cada uno de sus cuatro hijos asistirá a una escuela diferente. Su tiempo estimado de transporte es 1.5-2 horas para cada viaje.

El consejo de esta madre es indicar en cada solicitud que el aspirante tiene un hermano en la escuela, con la esperanza de que sea aceptado también. “No pongas a tu hijo en una escuela suponiendo que su hermano tendrá prioridad, porque no siempre funciona de esa manera”, cuenta Beverly. “Incluso para los programas después de clases, algunos priorizan a los hermanos y otros no.

Dar seguimiento a las listas de espera

Para el año escolar 2016-2017, Marcela Aguirre tiene en las listas de espera de dos escuelas a su hija, de 13 años de edad. “Estamos en el octavo lugar en la lista en una escuela, así que estoy muy esperanzada”, cuenta. “Ambas escuelas me dijeron lo mismo: las familias se mudan, los padres cambian de opinión, así que no pierda la esperanza solo porque está en la lista de espera”.

Las escuelas esperan hasta la primera semana de clases para seleccionar estudiantes de sus listas de espera. Esta técnica crea desafíos para las familias, que deben adaptarse rápidamente sus planes de transporte y que podrían ya haber comprado artículos escolares específicos, como uniformes.

Aprender acerca del proceso

Si el proceso de seleccionar y solicitar vacante en las escuelas le parece abrumador, hay ayuda. Parent Revolution es una asociación sin fines de lucro que ayuda a los padres de LAUSD a mejorar sus escuelas, y Great Public Schools Now trabaja para ampliar el acceso a escuelas de excelencia en más barrios.

Los padres de familia también se pueden inscribir en Los Angeles Urban League Parent Academy, un programa de entrenamiento y empoderamiento para padres, de nueve semanas de duración, diseñado para auxiliar a los padres a encontrar el rumbo durante el proceso de educación de sus hijos en el LAUSD. Esto creó una gran diferencia para Amiyoko Shabazz, cuyo hijo de 11 años de edad necesitaba cambiar de escuela. Los Angeles Urban League Parent Academy “te enseña lo que está sucediendo en el sistema escolar, cómo ser más asertiva para defender a tu hijo, y cómo sentirte con más confianza cuando estás sentada en el salón con los profesores”, señaló. “Me hizo sentir más segura, menos temerosa”.

—Darcy Lewis, para Great Public Schools Now.

Este contenido patrocinado es producido por Tribune Content Solutions en nombre de Great Public Schools Now. La redacción y/o el departamento editorial de Tribune Publishing no estuvo involucrada en su elaboración.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio