Anuncio

Declaran Hospital de USC ‘santuario’ para indocumentados

(Los Angeles Times)

Tras las muertes recientes de indocumentados en la frontera, varios doctores y estudiantes del Centro Médico LAC-USC, salieron al público para decirle a la gente que sus servicios están disponibles a pesar de su estado legal en el país.

“Como pediatra, creo que las amenazas a la deportación y la política de inmigración, juegan un papel importante en el cuidado de la salud de nuestros hijos”, dijo John Harlow, residente de pediatría .

“Las familias a veces temen buscar atención médica incluso cuando es una emergencia”, añadió Harlow, tras citar el caso de una niña indocumentada con parálisis cerebral, que fue detenida por funcionarios de inmigración luego de someterse a una cirugía en un hospital de Texas.

Rosa María Hernández, de 10 años de edad, fue liberada después de que la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU) presentó una demanda.

“Esa misma obligación nos trae hoy aquí, a abogar por la aprobación del DREAM ACT de inmediato”, dijo durante una conferencia de prensa.

Andrew Rosales, estudiante de medicina, se unió a la protesta diciendo que toda persona merece el derecho al tratamiento sin importar su estatus.

“El punto es dejarle saber que no está sola, que reconocemos que existe la necesidad de más doctores, mejores leyes de inmigración y mejores servicios”, agrego Rosales, mientras exhibía un cartelón que pedía la aprobación de una Acta del Sueño.

A juicio del pediatra Mohamad Raad, es obligación de la rama médica salir a hablar por los más vulnerables.

“Nuestra lucha diaria, en realidad, es mantenerse fiel a las inscripciones en el antiguo hospital del condado, que dicen que este es un santuario para que todos reciban atención médica de calidad”.

Los médicos también señalaron que las ambulancias también son santuarios para los inmigrantes indocumentados.

La protesta se lleva a cabo luego de varios meses de casos públicos donde los inmigrantes indocumentados han sido detenidos al salir de los juzgados cuando denuncian la violencia doméstica, mientras se dirigían a un hospital para procedimientos de emergencia y dejaban a sus hijos en la escuela.

Recientemente, la Academia Americana de Pediatría instó a la administración de Trump a garantizar que los niños y las familias que huyen de la violencia y la adversidad puedan encontrar refugio en el país.


Anuncio