Anuncio

Después de 15 años en prisión, un padre es liberado por pruebas “insuficientes” en caso de bebé muerto

Los expertos de la fiscalía dijeron que, con base en nuevos puntos de vista científicos, la evidencia no descartaba la posibilidad de un accidente en el caso de Zavion Johnson, a la derecha, que se presentó en el tribunal con su equipo legal el viernes. (Lori Reinauer / Proyecto de Inocencia del Norte de California)

Los expertos de la fiscalía dijeron que, con base en nuevos puntos de vista científicos, la evidencia no descartaba la posibilidad de un accidente en el caso de Zavion Johnson, a la derecha, que se presentó en el tribunal con su equipo legal el viernes. (Lori Reinauer / Proyecto de Inocencia del Norte de California)

(Los Angeles Times)

Un hombre que pasó 15 años en prisión por sacudir a su bebé hasta la muerte, fue liberado el sábado, un día después de que un juez anulara su condena.

Zavion Johnson, de 34 años, salió de la cárcel del condado de Sacramento, donde estaba detenido mientras se juzgaba su caso. Él estgaba cumpliendo una sentencia de 25 años en una prisión estatal en Vacaville.

“Johnson está tratando de adaptarse a la libertad”, dijo su abogada, Paige Kaneb, del Proyecto de Inocencia del Norte de California en la Facultad de Derecho de la Universidad de Santa Clara.

Johnson fue declarado culpable de asesinato en segundo grado en la muerte de su hija Nadia en 2001.

En el juicio, más de una docena de testigos lo describieron como un padre amable y afectuoso.

Johnson testificó que accidentalmente se le cayó la bebé de 4 meses en la bañera mientras la enjuagaba en la ducha. Ella se golpeó la cabeza y dejó de respirar, dijo.

Los expertos médicos testificaron que la niña tenía una fractura de cráneo y que sus lesiones eran evidencia de abuso.

Sin embargo, dos expertos de la fiscalía luego desecharon algunos de sus testimonios y dijeron que en base a nuevos puntos de vista científicos, la evidencia no descartaba claramente un accidente.

El viernes, un juez estatal anuló la condena de Johnson.

“Espero un futuro positivo, comenzar mi vida”, dijo Johnson en un comunicado emitido por sus abogados luego de esa decisión.

Johnson seguirá en libertad mientras los fiscales deciden si buscarán un nuevo juicio.

Su caso se encuentra entre una serie nacional de desafíos legales recientes a lo que solía aceptarse como evidencia del “síndrome del bebé sacudido”.

Al menos 14 personas en todo el país han sido exoneradas desde 2011 en casos de bebés sacudidos, dijeron los abogados, citando el Registro Nacional de Exoneraciones.

El Medill Justice Project de Northwestern University dijo en 2015 que había más de 3,000 casos de síndrome del bebé sacudido en todo el país, aunque los abogados dijeron que no está claro cuántos pudieron haber resultado en condenas erróneas.

“La investigación y los estudios científicos realizados después del juicio de Zavion Johnson han alterado las opiniones de los expertos de la fiscalía”, dijo el jefe de la fiscalía de Sacramento, Steve Grippi en un comunicado el viernes. “El deber de un fiscal no es simplemente ganar casos, sino garantizar que a cada acusado se le otorgue justicia procesal y que la culpa se decida sobre la base de pruebas suficientes”.

Los abogados de Johnson presentaron una moción para que se desestimen los nuevos cargos en su próxima audiencia, el 19 de enero, debido a la falta de evidencia más allá del testimonio médico de los expertos.


Anuncio