Anuncio
Share

De la sequía al diluvio en California; regresan los deslizamientos de tierra con las lluvias

×

Animated infographic shows how debris flows and deep-seated landslides happen

Luego de cinco años de severa sequía en California, el área del Capitan Canyon, que se encuentra sobre el Océano Pacífico cerca de Goleta, sobrevivió a condiciones de sequedad extremas que parecían interminables.

No obstante el viernes, los cielos se abrieron y casi dos pulgadas de lluvia cayeron en una sola hora en las montañas de Santa Ynez. Así que un arroyo que se pensó había desaparecido hace tiempo, llegó rugiendo más vivo que nunca, lleno de lodo, con ramas y restos de árboles que bajaban de las laderas que en el verano fueron quemadas por el fuego de Sherpa.

Cinco cabañas fueron como arrancadas de sus cimientos y barridas con el arroyo. Además, el torrente lodoso reclamó 22 vehículos. Uno de los restos de la cabaña fue encontrado al sur de la Autopista 101. Casi dos docenas de personas tuvieron que ser rescatadas, incluida una que estaba atrapada en un automóvil, dijo Dave Zaniboni, capitán del Departamento de Bomberos del Condado de Santa Bárbara (FDSB), quien agregó que también los restos de cinco vehículos destrozados flotaban en la playa.

Inundaciones y deslaves derrumban hogares y se llevan vehículos en el área del Capitan Canyon. Mike Eliason / Santa Barbara County Fire

Inundaciones y deslaves derrumban hogares y se llevan vehículos en el área del Capitan Canyon. Mike Eliason / Santa Barbara County Fire

Lo que sucedió en cuestión de minutos en el campamento fue emblemático, especialmente cuando se pasa de un ciclo de sequía a uno de diluvio, pero que siempre ha estado en el corazón del clima de California. Todo lo que se necesita es una cantidad intensa de lluvia en un corto período de tiempo para crear flujos dañinos de lodo y escombros que de un momento a otro pueden matar a la gente y destruir edificios.

Los flujos y cambios son parte de la naturaleza. Pero la situación se ha vuelto más peligrosa desde que los humanos llegaron a habitar estos caminos que pueden ser destructivos.

“Existe una competencia entre el crecimiento de las montañas y la erosión de las tormentas”, dijo Jason Kean, hidrólogo del Departamento de Geología de Estados Unidos. “Está es una batalla constante”.

El dramático cambio del clima en California en los últimos meses -de la sequedad más extrema hasta algunas de las tormentas más fuertes en una década- ha provocado derrumbes que han cerrado caminos y carreteras, dañado vehículos, casas y han dejado a los residentes en riesgo de ser víctimas de las lluvias.

El viernes por la noche, la carretera 17 - una ruta clave entre el Valle del Silicon y Santa Cruz - fue cerrada por horas después de deslizamiento de lodo y la caída de un árbol que bloqueó todos los carriles hacia el sur, causando una pesadilla para los conductores.

La autopista Sierra ha soportado cerca de 20 deslaves. Por otro lado, hace dos semanas una rara tormenta de invierno envió lluvias que acumularon 10 mil yardas cúbicas de lodo que provocó el cierre por 12 horas de todos los carriles que viajan al oeste de la carretera 80 al oeste de Lake Tahoe.

“Es verdaderamente una batalla”, dijo Liza Whitmore, vocera de Caltrans.

Se espera que la situación empeore en el sur de California hoy domingo, cuando llegue una tormenta que podría ser la más grande y poderosa que caiga en la región desde 2010. Las autoridades advirtieron que habrá más deslizamientos y corrientes o ríos de lodo.

Para leer la nota en su versión original y en inglés, haga clic aquí.


Anuncio