Anuncio
Share

Inmigrante podría convertirse en juez de la Corte Superior de Los Ángeles

Efraín Matthew Aceves, candidato para ser juez de la Corte Superior del Condado de Los Ángeles, aparece con la fiscal del Condado de L.A., Jackie Lacey, quien apoya su candidatura.

Efraín Matthew Aceves, candidato para ser juez de la Corte Superior del Condado de Los Ángeles, aparece con la fiscal del Condado de L.A., Jackie Lacey, quien apoya su candidatura.

Cuando Maricela Ramos escuchó a su hijo de 11 años que cuando empezara a trabajar le iba a comprar un carro nuevo ‘para su vejez’, simplemente sonrió. Después de todo, sabía que las buenas calificaciones de su pequeño en la escuela lo llevarían lejos, pero nunca imaginó hasta dónde.

Este martes, 7 de junio, Efraín Mattew Aceves, de 47 años, estará en la boleta electoral (Oficina #42) luchando para convertirse en juez de la Corte Superior de Los Ángeles. Si llega a ganar, será uno de los menos de cinco magistrados, nacidos en México, que sirven al segundo condado más grande de Estados Unidos.

Sus padres son del estado de Jalisco, aunque Aceves nació en Tijuana, sus primeros seis años los vivió en tierra tapatía. Enseguida su familia se mudó hacia Estados Unidos, a Bell Gardens y luego Whittier, de donde se graduó con honores de la preparatoria (High School). Ese empeño en sus estudios le valió ser aceptado en la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) directamente.

A los 23 años ya se había graduado de psicólogo y administrador de empresa; es ahí cuando empieza a trabajar como Oficial de Libertad Condicional (PO), posición donde se da cuenta de la gran necesidad de abogados que conocieran la cultura latina en el condado, es por eso que decide regresar a UCLA para realizar una maestría en Leyes.

Fue en 1997 cuando finalmente inicia su trabajo como fiscal para el Condado de Los Ángeles, donde hasta la fecha ha representado más de 100 casos orales, además de permitirle enfocar sus conocimientos en dos de los grupos más vulnerables: los niños (abuso infantil) y la mujer (violencia doméstica), entre otros casos criminales.

“La mayoría de la población en el Condado de L.A. es latina y es donde yo quería servir” dijo Aceves. “Sabía que como fiscal mexicoamericano podía ayudar y servir mejor a la gente“.

En ese momento su madre, quien trabajaba de costurera, solo le “pedía a Dios” que le diera la sabiduría necesaria para poder ser lo más justo posible; aunque por su personalidad y forma de ser, ya estaba convencida que antes que otra cosa, su hijo, el único que asistió a la universidad, era un gran ser humano.

“Siempre le ha gustado ayudar y desde pequeño siempre ha sido un muy buen hijo”, indica la madre. “Es todo un ejemplo para nosotros. No podemos sentirnos más orgullosos”.

En el 2005 Aceves se convirtió en miembro de la Junta Directiva del Distrito Escolar de Whittier de donde ahora es Presidente y a donde instauró un programa para ayudar a los jóvenes a mejorar su inglés y español; el objetivo del programa es que los jóvenes incrementen sus posibildiades de graduación y de éxito en su vida.

Al mismo tiempo ha sido parte de la Barra de Abogados México Americana (MABA), en donde fue su Presidente en el 2007, más tarde el fue el impulsor de la primera Feria Legal Gratis para los residentes del sur de California; además de forjar el primer capítulo de Maba en Guadalajara a donde ha impartido talleres legales, además de hacerlo en Yucatán y Colima.

Debido a su trabajo como fiscal, Aceves a logrado el apoyo en su candidatura por parte de la actual y el ex fiscal del Condado de Los Ángeles, Jackie Lacey y Steve Cooley, respectivamente.

Algunos de los requisitos para convertirse en juez es el haber fungido como abogado por lo menos 10 años, tener la licencia vigente y ser aprobado por la Barra de Abogados del Condado de L.A.

Lillian Vega Jacobs, ministra también del Condado de L.A., elegida por el gobernador Jerry Brown, indicó que conoce a Aceves desde 1994, cuando ambos eran voluntarios en la fiscalía del condado y lo describe como un profesional responsable, que trabaja muy duro y verdaderamente le interesa la comunidad que sirve.

“Los orígenes migratorios de Efraín promueven los valores que un sistema judicial refleja de la comunidad que sirve. Creo que él será un baluarte para el sistema, con una perspectiva única que entiende cómo trabajan las decisiones que afectan a toda la gente que aparece ante la corte”, dijo la jueza Jacobs.

Actualmente en el Condado de Los Ángeles cuenta con un promedio de 10 millones de residentes de los cuales casi el 50% es de origen latino, sin embargo, de unos mil abogados en el sistema condal, solo un 12% pertenecen a este grupo; mientras que el número de jueces es inferior.

Aceves subraya que si los residentes del condado le dan la confianza de servirlos como juez, lo realizará con todo el conocimiento y compromiso que siempre ha tenido con la comunidad que lo vio crecer, y desde donde hará todo lo posible para seguir influenciando a los jóvenes a salir adelante.

Consciente de que los fiscales son los que eligen el tipo de castigo que se puede aplicar a las personas que son declaradas culpables, Aceves asegura tener la experiencia y el conocimiento necesarios para manejar de la mejor forma su corte y así buscar que los casos ventilados terminen lo más justo posible.

“Mi objetivo es seguir sirviendo a la gente y tratar de ser una inspiración para las nuevas generaciones que en ocasiones no tienen las mismas oportunidades y apoyo que tuve la suerte de tener”, subraya.

La madre de Aceves confía en que su hijo será juez, ya que siempre ha cumplido lo que se propone, incluyendo el haberle comprado el vehículo que le prometió a sus 11 años.

“Tendré el pozole listo”, menciona doña Ramos, quien no cabe en su casa de alegría de poder convertirse en una de las pocas madres inmigrantes con un hijo en la Corte Superior del Condado de L.A.

Aceves está casado con su novia de preparatoria con la que tiene dos hijos y actualmente vive en la comunidad donde creció: Whittier. Más información sobre Aceves en acevesforjudge.com.


Anuncio