Anuncio
Share

Continúa el problema del agua en Compton

En Gardena, a principios del 2015, residentes se quejaron del agua al igual que en la ciudad de Mayood.

En Gardena, a principios del 2015, residentes se quejaron del agua al igual que en la ciudad de Mayood.

(KTLA)

Han pasado casi dos meses desde que varios residentes de Compton se quejaron del agua sucia que salía de sus hogares. En aquel entonces, funcionarios de la ciudad señalaron que el problema duraría unos días, pero no fue así.

Araceli Mota, residente de la comunidad al sur de Los Ángeles, sostiene que el agua seguía saliendo café hasta hace una semana, una de muchas quejas a las que la ciudad responde que puede suceder seguido.

“Queremos agua para beber y para bañarnos. No queremos ‘café’ caliente o agua de tubería vieja para que después nos de una enfermedad”, dice Mota.

Ángel Rubalcaba está de acuerdo con la señora Mota, su vecina: “Las cuotas del agua son muy costosas. Nosotros pagamos un poco mas de 200 dólares mensuales, por eso esperamos buen servicio”.

“Esta agua café la están tomando los niños y con esa misma tenemos que cocinarles y bañarlos. La ciudad debe hacer algo para arreglar el problema de una vez por todas… No queremos esperar a que el agua se vuelva a poner oscura”, agrega Rubalcaba.

No obstante, los concejales de la ciudad no respondieron a nuestra petición de entrevista sobre el tema, los funcionarios de la región señalan en un comunicado que la ciudad de Compton tiene 128 años de antigüedad y sus pipas están hechas de hierro fundido, y por esta razón alguna veces los residuos que se acumulan pueden causar descoloración del agua.

“En ocasiones cuando hay acumulación de sedimentos, la ciudad lleva a cabo limpiezas con agua corriente a alta velocidad para eliminar cualquier sedimento”, dice el comunicado.

“Similar a otras ciudades vecinas que se enfrentan con agua color marrón, la decoloración no causa problemas de salud y se compone predominantemente de óxido de hierro. El agua es segura para beber y usar”, indica el comunicado.

La declaración agrega que la ciudad de Compton “continúa poniendo a prueba la calidad del agua una vez por semana”.

Según el portal livestrong.com la EPA advierte que aunque el hierro en el agua potable es seguro para ingerir, los sedimentos de hierro pueden contener trazas de impurezas o albergar bacterias que pueden ser perjudiciales. Las bacterias del hierro son organismos que pueden disolver el hierro y otros minerales de origen natural.

El portal subraya que las bacterias también forman un limo marrón que pueden acumularse en las tuberías de agua. Las bacterias del hierro son más comúnmente problemáticas en los pozos, donde el agua no ha sido tratada con cloro.

Por el momento, el comunicado de la ciudad dice que no han recibido quejas y le pide a los residentes preocupados que llame directamente a su división de servicios de agua si tienen preguntas o preocupaciones.

Sin embargo, esos detalles no sirven de consolación para el activista comunitario José Torres.

Torres, quien vive en las orillas de la región, dice que varios residentes se han quejado con él sobre el problema.

“Es obvio, la ciudad no hace nada porque nos tratan como residentes de segunda o tercera clase”, dice Torres.

“Varia gente me pregunta que pueden hacer para aliviar ese problema. Yo les digo que le reclamen a la ciudad, porque si no nos quejamos en conjunto nadie nos atiende. Ante todo, que pongan presión a los concejales entrantes en las elecciones, porque es necesario un cambio de gobierno, sostiene el activista.

El número telefónico de la División de Servicios de Agua de Compton es 310.605.5500.


Anuncio