A pesar de las amenazas y la violencia, la frontera sigue creciendo

A pesar de las amenazas y la violencia, la frontera sigue creciendo

Jan camina por las calles del centro de Tijuana. Entra al Café Praga en la Calle Cuarta y Revolución, dónde ya lo esperan para una reunión de trabajo. Como él, un gran número de artistas extranjeros han llegado a esta ciudad fronteriza para desarrollar proyectos culturales e incorporarse al auge que se está viviendo en el mundo de las artes.

Difícilmente podría imaginarse que estas reuniones, donde la creatividad brota por todos lados, ocurren en el corazón de la ciudad más violenta del mundo, según un estudio que recientemente publicó el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, donde se señala que durante el 2018 se registraron 2.640 homicidios en una población de un millón 909 mil 424 habitantes.

“Los artistas de todo el mundo estamos interesados en investigar la frontera de Tijuana. Vemos el muro militarizándose y al mismo tiempo sabemos que la situación es más compleja, porque comprendemos que la ciudad tiene una dinámica urbana que es independiente de todo eso”, señaló Jan Lemitz, artista Alemán.

Jan encabeza a un grupo de artistas de distintas nacionalidades, entre ellas Corea del Sur y Grecia, que realizan residencias en Berlín. Las similitudes con las fronteras de esos países podría ser su principal interés en Tijuana, cuya investigación culminará con una exposición denominada Territorium.

“Como muchos otros lugares del mundo, la ciudad está formada por la movilidad, hay mucha población flotante y espero explorar esa dinámica durante el tiempo que estemos realizando la exposición”, dijo Lemitz.

La violencia, el enfrentamiento entre grupos del crimen organizado, las amenazas de cerrar la frontera, las caravanas migrantes y el asentamiento de personas de las más diversas partes del mundo, le dan a Tijuana un ambiente muy particular.

No es la primera vez que Tijuana ha vivido algo como esto. En el pasado reciente muchas personas llegaron para vivir y ser parte de la escena de la música electrónica con grupos como Nortec.

Enrique Jiménez Valdez (Ejival), creador del sello discográfico Static Discos, un referente en la música electrónica experimental de México tiene su base en Tijuana. Su carácter fronterizo permea en todas sus actividades.

 “Tijuana es una ciudad sensorial y se tiene que vivir en ese sentido, yo soy una especie de resultado de vivir aquí, no me considero Mexicano, me considero fronterizo, eso implica otra experiencia”, dijo Jiménez.

Muchos como él crecieron con la experiencia de transitar libremente la frontera, ya sea para el consumo, para el ocio, por cuestiones familiares o hasta románticas. “Eso te pone en otro estado mental porque estás viviendo constantemente esas dos realidades y a partir de eso creas la tuya”, comentó Jiménez.

La música lo acercó al boom gastronómico que inició hace una década, el cual ha hecho florecer restaurantes, bares, gastroparks, y foodtrucks; mismos que captan a un gran número de visitantes que llegan atraídos por la fama de los chefs y los platillos que ya son marcas registradas, como la cocina Baja Med, la Ensalada Caesar o la cerveza artesanal.

¿Qué está pasando aquí?

 “Más que movimiento gastronómico, es un movimiento popular; porque se dan muchas situaciones alrededor de la comida, que hace que también el turismo venga a ver qué está pasando en Tijuana”, aseguró Jiménez.

Hace unos años, periódicos de todo el mundo publicaron artículos señalando a Tijuana como la ciudad a visitar, y una de las razones era la Telefónica Gastro Park, un sitio que inició la experiencia de los parques gastronómicos, con chefs de cocina de autor atendiendo en foodtrucks, y ahora también incluyendo la cerveza artesanal.

Le siguieron otros esfuerzos similares que se han convertido en los principales atractivos, luego que la cerveza artesanal ha venido creciendo con la apertura de nuevos locales. Más de 100 tipos de cerveza se pueden encontrar, muchas de ellas han ganado reconocimientos a nivel internacional.

El 70 por ciento  de la producción nacional de cerveza se genera en Baja California según cifras de la Secretaría de Turismo del Estado.

 Los números hablan

El 27 por ciento de los 16.5 millones de personas que llegaron del otro lado de la frontera en el 2018, los 5 millones de bajacalifornianos que recorrieron el estado y los 6 millones que llegaron del interior de la república, lo hicieron por un tema gastronómico, de vino o de cerveza artesanal.

“El 2018 fue un año extraordinario, tuvimos un incremento del 64 por ciento en muchas de las áreas, la ocupación hotelera fue del 70 por ciento, como consecuencia se están construyendo en Tijuana 11 hoteles adicionales, este es un fenómeno”, comentó Óscar Escobedo, Secretario de Turismo de B.C.

Dentro de los sectores económicos de Tijuana, el de Turismo de Salud es de los más relevantes. Baja California recibe más de 2.4 millones de pacientes y acompañantes anualmente en esta área, de los cuales, el 60 por ciento lo capta la ciudad de Tijuana.

Se esperan inversiones de 500 millones de dólares para el 2019 en el estado,  de los cuales 80 millones serán invertidos en Tijuana para hospitales y clínicas, destacando una  especializada para deportistas.

“Nuestro turismo de salud comienza a ser un poco mas especializado,  hacia allá vamos encaminados, tenemos el único sistema de salud para norteamericanos fuera de Estados Unidos, hay aproximadamente 150 mil afiliados”, aseguró Escobedo.

Además hay otro tipo de edificios que se están construyendo para cubrir la necesidad de vivienda generada por repatriados y norteamericanos jubilados que eligen radicar en Tijuana, o quienes trabajan y estudian en San Diego, pero viven en Tijuana por conveniencia económica.

Entre la violencia y el desarrollo

Tijuana está lejos de ser una urbe paralizada por el miedo, inmersa en un éxodo masivo, con miles de negocios cerrados y una suerte de toque de queda nocturno, como ocurriría en la ciudad más peligrosa del mundo.

Para José María Ramos, investigador del Colegio de la Frontera Norte, la rivalidad entre grupos delictivos, ha provocado que las cifras de homicidios aumenten significativamente, pero no así otro tipo de delitos.

En lo que va del 2019, se han registrado en Tijuana 425 homicidios dolosos, (alrededor de 3.8 homicidios por día) de acuerdo a cifras de la PGJE. La mayoría han sido víctimas de ataques armados por la disputa entre narcomenudistas por el control de la droga.

 “La raíz del problema es que existe una gran demanda de droga de parrte de Estados Unidos y siendo una ciudad fronteriza, el trasiego siempre va a existir”, aseguró Ramos.

Añadió que el estudio del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal se basa en un censo antiguo, ya que Tijuana cuenta con más de 3 millones de habitantes y una considerable población flotante, lo que hace imprecisa la evaluación, que puede generar percepciones engañosas y distorsionadas.

“La violencia no es lo más importante que sucede en Tijuana”, dijo Ramos.  “Hay cosas mejores que siguen impresionando y motivando para que artistas, turistas, profesionistas de todas partes del mundo continúen llegando e invirtiendo en esta ciudad fronteriza”.

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
69°