Anuncio

Agente de CBP y exesposa hallados culpables por narcotráfico

Agentes de la patrulla fronteriza estadounidense posan para los fotógrafos de prensa junto a los prototipos del muro fronterizo entre EE.UU. y México presentados el 26 de octubre de 2017, en San Diego, California (EE.UU.). EFE/Archivo

Agentes de la patrulla fronteriza estadounidense posan para los fotógrafos de prensa junto a los prototipos del muro fronterizo entre EE.UU. y México presentados el 26 de octubre de 2017, en San Diego, California (EE.UU.). EFE/Archivo

EFE

Un agente de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) y su exesposa fueron hallados culpables de varios delitos por su participación en una red de distribución de narcóticos, informó hoy la Fiscalía.

Manuel Salas, de 52 años, y su esposa Sayda Orellana, de 50, ambos residentes en Fontana, al noreste de Los Ángeles, fueron encontrados culpables por un jurado de conspiración para distribuir sustancias controladas, conspiración para cometer lavado de dinero y proporcionar declaraciones falsas, informó hoy la fiscalía del Distrito Central de California.

Igualmente, en su veredicto emitido el jueves el jurado también halló a Orellana culpable de cuatro cargos adicionales de lavado de dinero.

Según los documentos de la corte, Salas, quien trabajó en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles y también en los aeropuertos John Wayne y Ontario internacional, y Orellana utilizaron un conductor de camiones comerciales “para movilizar cientos de kilos de drogas ilegales de California a Illinois”.

Por su participación, Salas, un veterano agente de CBP con 25 años de servicio y quien ha sido suspendido de manera indefinida de la institución, y Orellana recibieron cientos de miles de dólares en compensación, que lavaron a través de diferentes cuentas bancarias.

De acuerdo a la acusación, la pareja envió desde Los Ángeles a Chicago cocaína, heroína y marihuana en cantidades equivalentes a “millones de dólares”.

La investigación comenzó cuando un conductor de camiones comerciales fue detenido en Gallup, Nuevo México, en marzo de 2012 con cerca de 260 kilos de narcóticos y que ascienden a 1,5 millones de dólares.

El conductor, quien posteriormente se declaró culpable, confesó a los investigadores que había trabajado con Salas y Orellana transportando narcóticos a Chicago “en múltiples ocasiones”.

Cada vez que el conductor llevaba el camión a Chicago recibía dinero en efectivo y la pareja le indicaba cómo distribuirlo en varias cuentas bancarias, incluida una a nombre de Orellana.

Cuando fueron interrogados por las autoridades Salas y Orellana, que permanecen detenidos, dieron declaraciones falsas sobre su relación con el conductor del camión y el origen del dinero en las cuentas bancarias.

La sentencia de los ex esposos está programada para el 15 abril, y enfrentan una pena mínima de 10 años y hasta cadena perpetua.


Anuncio