"Jera", la aventura de unos jóvenes vascos en "los Óscar de los videojuegos"

EFE

Hasta Los Ángeles ha llegado la imaginativa y mitológica aventura de "Jera", un videojuego creado por un grupo de universitarios del País Vasco (España) que hoy competirá en The Game Awards, unos premios conocidos como "los Óscar" de la industria del ocio digital.

Once jóvenes, que apenas superan los veinte años y que se están formando en el mundo de los videojuegos en el campus DigiPen de Bilbao (España), cruzarán hoy los dedos con toda la ilusión del mundo para alzarse con el premio al mejor juego diseñado por unos estudiantes en la gala de The Game Awards, que tendrá lugar en el Teatro Microsoft de Los Ángeles.

"Estar aquí es como una explosión. Estamos súper nerviosos porque nunca hemos estado en este tipo de situación", explicó a Efe Ignacio Urgoiti, uno de los integrantes del equipo que diseñó "Jera".

"Cuando lo anunciaron no nos lo creíamos. Por lo general, solíamos ver The Game Awards desde casa y siempre flipábamos con estar ahí en algún momento", añadió su compañero Íñigo Gálvez.

Surgido como un proyecto estudiantil en DigiPen, que llegó a ganar el premio al mejor videojuego universitario en Gamelab en Barcelona (España), "Jera" es una aventura en dos dimensiones en la que la protagonista adquiere fantásticos poderes de la naturaleza mientras, paradójicamente, va destruyendo su entorno sin querer.

Estos jóvenes, que trabajaron más de siete meses para desarrollar un juego que se inspira en éxitos como "Hollow Knight", explicaron que la creación de un videojuego comienza con "una idea", que es como "el corazón" del proyecto, y en la que se estipula "cuáles van a ser las reglas", "cómo vas a ganar o perder", y "qué posibilidades tendrá el jugador".

A partir de ahí llega el turno del diseño visual, la caracterización de los personajes o el desarrollo más complejo de sus líneas narrativas.

Aunque apenas están dando sus primeros pasos en el ocio digital, los responsables de "Jera" reflexionaron sobre la necesidad de que se estudien los videojuegos en las universidades y de que la sociedad sea más consciente de la magnitud y posibilidades de esta industria.

"Los videojuegos son la industria del ocio más grande que hay en el mundo (por encima de la música y el cine) y está en continuo crecimiento. Entonces, siempre hacen falta más profesionales", apuntó el italiano Massimo Castrioto, uno de los estudiantes internacionales de DigiPen.

"Creo que no solo hace falta reconocimiento sino también, aunque va a sonar un poco 'heavy', respeto. Porque al final todo el mundo oye la palabra videojuego y piensa en 'Call of Duty' o cualquier juego de toda la vida. Pero los juegos son mucho más que eso", aseguró Urgoiti, quien destacó las aplicaciones educativas de los videojuegos más allá del entretenimiento.

En otro sentido, Unai Méndez llamó la atención sobre lo "reciente" que es esta industria, un hecho que ha llevado en ocasiones a que, al no estar completamente asentada, se den situaciones de "salarios bajos" o precariedad.

Todavía flotando y sin creerse del todo su experiencia en Los Ángeles, aunque han aprovechado estos días para "bajar a la tierra" y hacer turismo por Santa Mónica, los responsables de "Jera" trataron de explicar al detalle lo que supone para ellos, personal y laboralmente, participar en The Game Awards.

"Es como si un grupo de estudiantes hace un cortometraje, empiezan a mandarlo a festivales y, de repente, se lo cogen en los Óscar, la Mostra de Venecia, o algo así. Es una escala que no contemplábamos en ningún momento", ejemplificó Méndez

"Y te mete medio pie en la industria", añadió Urgoiti.

"Ni siquiera tienes que ganar. Con que te hayan nominado a este evento ya tienes las puertas abiertas. No todo, pero es algo muy importante para nuestra vida profesional", agregó.

Gálvez subrayó que actualmente el interés por arriesgarse o hacer algo innovador recae en la industria "indie": "Y, sí, animo desde aquí a que la gente preste algo más de atención a esos pequeños juegos que están empezando a surgir y que tienen el alma de los creadores, como nosotros quizás, y no tanto de las empresa masivas", apuntó.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
57°