Anuncio
Share

Entablan demanda hijos de rehén que falleció por disparos de Policía

Los hijos de una rehén que falleció durante una confrontación entre agentes y un hombre armado con un cuchillo demandaron hoy al Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) por "acción negligente" de los agentes y homicidio culposo. EFE/ARCHIVO

Los hijos de una rehén que falleció durante una confrontación entre agentes y un hombre armado con un cuchillo demandaron hoy al Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) por “acción negligente” de los agentes y homicidio culposo. EFE/ARCHIVO

EFE

Los hijos de una rehén que falleció durante una confrontación entre agentes y un hombre armado con un cuchillo demandaron hoy al Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) por “acción negligente” de los agentes y homicidio culposo.

Elizabeth Tollison, de 49 años, perdió la vida el pasado 16 de junio cuando agentes policiales dispararon contra Guillermo Pérez, quien se hallaba armado en un refugio para personas desamparadas.

De acuerdo a la denuncia, al verse rodeado Pérez, de 32 años, puso como escudo humano a Tollison y amenazó con cortarle la garganta a la mujer, no obstante tres oficiales dispararon desde diferentes y las balas acabaron con la vida del atacante y la rehén.

El abogado que representa la familia, Brian Dunn, calificó en rueda de prensa de “ironía” que las balas que dispararon los agentes y que eran para defender a la mujer acabaran con su vida.

La querella se interpone un día después de que el jefe de LAPD, Michel Moore, autorizará la difusión de las imágenes del enfrentamiento y aseguró que su departamento revisa utilizar armas menos letales en casos de rehenes.

Según Moore, los oficiales le habían ordenado a Pérez que soltara su cuchillo, pero él se negó, ante lo que un oficial disparó balas de goma contra el sospechoso sin lograr detenerlo.

Finalmente el hispano agarró a Tollison, puso fuertemente el cuchillo en el cuello de la mujer y los oficiales decidieron disparar.

“Me duele tanto saber que nunca podré volver a ver, hablar ni escuchar a mi madre porque la Policía no sabía cómo manejar una situación de manera adecuada”, dijo Jesse Pelaez, uno de los hijos de Tollison.

En menos de 40 días, los disparos hechos por agentes de LAPD han sido las responsables del deceso de dos mujeres, ambas rehenes.

El pasado 21 de julio la salvadoreña Melyda Corado, de 27 años, murió en un intercambio de disparos con un sospechoso que se atrincheró en una tienda Trader Joe’s, donde ella trabajaba como gerente.


Anuncio