Anuncio

Maestros advierten “desastre” que supondría designación de DeVos en Educación

La secretaria de Educación del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, Betsy DeVos. EFE/Archivo

La secretaria de Educación del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, Betsy DeVos. EFE/Archivo

Centenares de maestros de California advirtieron ayer del “desastre para los estudiantes” que supondría la elección de Betsy DeVos al frente de la Secretaría de Educación de EEUU y exigieron al Senado que no recomiende su nombramiento.

En rueda de prensa en un hotel de Los Ángeles, los maestros, pertenecientes a la Asociación de Profesores de California (CTA), señalaron que los intereses de la nominada y su falta de experiencia irán en desmedro de la educación pública del país y del estado, en donde hay 9 millones de estudiantes en escuelas y universidades.

“Nunca ha trabajado como educadora o en una escuela pública”, manifestó Eric Heins, presidente de la CTA y quien resaltó que la nominada por el presidente Trump “no es apta” para el cargo, y su confirmación el martes próximo en el Comité de Salud, Educación, Trabajo y Pensiones del Senado sería un “desastre para nuestros estudiantes”.

“Nunca asistió a una escuela pública y nunca envió sus hijos a una escuela pública. Esto es un insulto para los educadores que pasan el día desafiando, inspirando y nutriendo a nuestros estudiantes”, agregó.

La postura de CTA se alinea con la de la Asociación Nacional de Educación (NEA), que desarrollan una campaña a nivel nacional para evitar que DeVos, una multimillonaria de 58 años que defiende la educación privada, se haga con la Secretaria de Educación.

Heins manifestó que la nominada, presidenta de la firma de inversiones Windquest, “ha pasado su carrera trabajando para socavar y privatizar la educación pública” y luchó en Michigan por recortes de impuestos para los ricos a expensas de las escuelas públicas.

“Esta idea ha socavado los derechos civiles y ha promovido la segregación racial”, señaló.

El llamado hecho desde Los Ángeles coincide con el más de millón de correos electrónicos y las cerca de 40.000 llamadas telefónicas al Senado en Washington para pedirle que no confirme a la republicana al frente de la cartera de Educación.

Para Sarah Vigrass, profesora de cuarto y quinto grado de primaria en una escuela de Riverside, California, la nominada no ve a los niños como posibles “líderes, pensadores, artistas e inventores de mañana”, sino como “ingresos monetarios”.

“Cuando las empresas con fines de lucro ponen a los accionistas por encima de las necesidades de nuestros estudiantes, los niños siempre perderán”, agregó.

Los delegados de CTA, que agrupa a 325.000 miembros, aprobaron hoy por unanimidad una resolución de “apoyo a la educación pública que todos los estudiantes de California merecen” y en la que piden a las autoridades locales y federales rechazar “políticas que minen el derecho de los estudiantes de atender escuelas libres de miedo, acoso y discriminación”.

“California siempre ha sido un lugar para dreamers y apoya escuelas refugio y ciudades santuario que reflejan y abrazan la diversidad de nuestros estudiantes y sus familias, así como el rico lenguaje y valores culturales que traen a nuestras comunidades”, señala la resolución.

“Desde la elección, ha habido un aumento de discursos de odio y actos hostiles dirigidos a los estudiantes. Muchos están asustados y ansiosos. Esto no es aceptable”, reveló Heins.

Según el centro de Investigación Pew, en 2014 cerca de 3,5 millones de estudiantes escolares en California eran hispanos, es decir el 52% del total de alumnos, cifra que eleva a este estado a lo más alto de la lista de regiones con más estudiantes latinos en todo el país.


Anuncio