Anuncio
Share
Local

Un mural interactivo en la frontera te permite conocer la historia de inmigrantes desde tu celular

0a8299e7-09e8-47c2-a3fd-5e573ebc7cdd.jpg
Mural interactivo que hace referencia a los migrantes deportados. Es una idea de Lizbeth de la Cruz Santana.
(Cortesia Lizbeth de la Cruz Santana)

En la barda que divide a Tijuana (México) y San Diego (California) se ha instalado un mural interactivo que busca dar voz a inmigrantes que llegaron a Estados Unidos desde niños, pero debido a las leyes migratorias fueron deportados o continúan en riesgo de ello.

Esta obra de arte es distinta en comparación a otras que se encuentran en dicho muro que se ha convertido en un auténtico lienzo para quienes desean denunciar las políticas que dividen familias.

Cada uno de los seis rostros que fueron plasmados en los pilares frente a la playa, está acompañado de un código QR que al ser leído con un teléfono celular se enlaza con un video que detalla su historia.

IMG-5437.JPG
Lizbeth de la Cruz Santana, muestra cómo utilizar el código para escuchar las narrativas
(Alexandra Mendoza/UT en Español)
Anuncio

Lizbeth de la Cruz Santana, estudiante de doctorado en la Universidad de California Davis, tuvo la idea desde la primera vez que visitó Tijuana con fines académicos.

Décadas atrás, su padre cruzó la frontera como indocumentado desde esta misma playa en búsqueda de mejores oportunidades que le permitieran ver por sus diez hermanos que vivían en México.

En Estados Unidos se desempeñó como trabajador de limpieza, y años más tarde se benefició de la amnistía y cuenta ahora con residencia legal permanente.

El tema es personal para Lizbeth, quien creció con su familia en Fresno, California.

Anuncio

“Quiero que cada inmigrante tenga la oportunidad de contar su historia”; destaca la estudiante, quién pudo financiar este proyecto como parte de sus doctorado gracias a una beca otorgada por la universidad.

Recuerda que cuando conoció el llamado Parque de la Amistad, que divide a las dos naciones, se sorprendió por la cantidad de murales. Uno de ellos, muestra de un lado la bandera de Estados Unidos al revés y del otro, decenas de nombres.

Un grupo de veteranos deportados le explicó que se trataba de una bandera de auxilio, y que los nombres que la acompañan son de excombatientes que pese a arriesgar su vida por el país fueron expulsados.

Fue por ello por lo que aprovechó la tecnología para su mural, y que la gente pueda conocer la narrativa de sus protagonistas y de ser posible, puedan ayudar a su causa.

La obra es del muralista Mauro Carrera, quién se identifica con cada una de estas historias.

El oriundo de Veracruz, México, cruzó la frontera como indocumentado cuando tenía cuatro años junto a su madre.

Aún recuerda el momento en que fue procesado por agentes de Patrulla Fronteriza.

Anuncio

Aún recuerda ese miedo.

Desde entonces ambos pudieron regularizar su estatus migratorio y Carrera, utiliza su arte para concientizar sobre el tema.

“Crecí con familia, con amigos indocumentados y no es fácil, y ese trauma que me quedó a mí a los cuatro años yo pienso que es la situación en la que muchos niños están”, confiesa.

Cada uno de los rostros fue pintado sobre una tela que posteriormente, se pega sobre los pilares. Debido a la humedad y otros factores que derivan de la cercanía con la playa era la forma idónea de instalar el mural.

Lo mejor es que los protagonistas pudieron ayudar a pintar su propia imagen.

IMG-5350.JPG
Montserrat Godoy (i), ayuda a cortar los trazos de su rostro que será plasmado en el mural en Playas de Tijuana como parte del proyecto Who Are the Real Childhood Arrivals to the United States?
(Alexandra Mendoza/UT en Español)

Montserrat Godoy, ayudó a cortar los trazos de un rostro que dice “muestra tristeza, vacío y soledad”.

Hace seis años, dice fue amenazada de muerte por su entonces pareja y se vio obligada a dejar el país. Cuando intentó regresar por sus hijas de ahora 16 y 14 años, fue detenida por autoridades migratorias y deportada.

Anuncio

No ha tenido comunicación con ellas desde que salió de Carolina del Norte.

“Ha sido para mí una situación difícil el no estar con ellas en fechas importantes como cuando salen de la escuela o Navidades, pero tengo la esperanza de que las volveré a ver, que no piensen que las abandoné o simplemente las dejé”, comenta.

Galván, quien rehizo su vida en Tijuana, espera que este proyecto muestre otra cara de la inmigración.

“No nada más decir ‘son millones de deportados’, sino que se vean rostros y se vea la historia detrás de la deportación”, considera.

“En mi caso lo que quiero que sepan es que muchas veces está la etiqueta de que los deportados cometemos delitos, y no es así”.

PHOTO-2019-08-10-10-42-22.jpg
El mural interactivo instalado en Playas de Tijuana para dar un rostro a la inmigración.
(Cortesìa Lizbeth de la Cruz Santana)

Los otros rostros que conforman el mural son los beneficiarios del programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), Jairo Lozano y Karla Estrada, así como el veterano de guerra Andy de León y los inmigrantes Isaac Rivera y Tania Mendoza.

El mural denuncia a las políticas que los hizo/hace blanco de una deportación.

Al mismo tiempo, cuestiona este castigo para quienes llaman hogar a Estados Unidos.


Anuncio