Anuncio
Share
Local

Niños abandonados en redadas de ICE: Alientan a angelinos a ser padres de crianza

Toda familia puede participar si califica para el programa.

Foto de archivo.

El condado de Los Ángeles les revela a los habitantes de la región que ellos pueden aplicar para cuidar a los niños que se quedan solos después de una redada de las autoridades de inmigración e inclusive cuidar a los que llegan sin acompañamiento.

Ya que mucha gente no sabe que pueden ser padres de crianza temporales para los menores de edad, los supervisores aprobaron una moción para que más gente se integre a la asistencia.

Si bien la Oficina Federal de Reasentamiento de Refugiados tiene jurisdicción sobre los casos de niños indocumentados que no están acompañados o cuyos padres son detenidos y deportados, el Departamento de Servicios para Niños y Familias (DCFS) también atiende a niños que se encuentran en una situación similar así como a niños que son ciudadanos.

Anuncio

De acuerdo a la moción introducida por la supervisora Hilda Solís, actualmente existe una necesidad sin precedentes de que el DCFS reclute a residentes del condado, independientemente de su estatus migratorio para que sirvan como cuidadores (o familias de recursos) para los niños afectados.

Esto se debe a que en el clima actual, las personas indocumentadas dudan en atravesar por el proceso de Aprobación de la Familia de Recursos para cuidar a sus familiares a pesar de que el hecho de ser de estatus migratorio mixto, por sí solo no es una barrera para convertirse en una familia de recursos. También es necesario reforzar el reclutamiento de cuidadores para niños cuyos familiares y amigos no están disponibles.

“Somos conscientes de que estas acciones de cumplimiento de la ley [las redadas] están causando un efecto escalofriante en nuestros residentes que dudan en ponerse en contacto con los servicios gubernamentales, por temor a que resulten dañados e incluso en la deportación”, dice la moción.

Anuncio

El Condado debe movilizarse para tener en cuenta este factor adicional y garantizar que los departamentos del condado que brindan respuesta de emergencia, como el Departamento de Bomberos del Condado y el Departamento del Alguacil, alienten a todos los residentes a comunicarse con los servicios de emergencia cuando sea necesario, agrega.

“Si bien solo una de cada 14 niños en el condado es un inmigrante, el 58% tiene al menos un padre inmigrante. Además, se estima que el 70% de los residentes latinos indocumentados viven con al menos un ciudadano de Estados Unidos, y el 34% vive con sus propios hijos ciudadanos”, dice Solís.

“Estas características familiares resaltan lo caóticas y dañinas que pueden ser las actividades de control de la inmigración: apuntar a los inmigrantes indocumentados para su expulsión puede tener repercusiones traumáticas en una familia con hijos ciudadanos”, enfatiza.

La Junta de Supervisores dirige al Departamento de Servicios para Niños y Familias, en consulta con los Abogados del Condado, la Oficina de Asuntos de Inmigrantes del Departamento de Asuntos del Consumidor y Negocios, y las partes interesadas relevantes, para crear y comenzar a implementar dentro de siete días un plan que incluye:

1 Alcance integral y selectivo para reclutar a residentes del Condado para servir como cuidadores de niños afectados por la ley federal de inmigración.

2 Dejarles saber que su estado migratorio por sí solo no es una barrera para convertirse en un padre de cuidado de crianza.

3 El aseguramiento de colocaciones exitosas de cuidado de crianza así como retención y capacitación de los voluntarios.


Anuncio