“Siempre escuchábamos que pasaba en otros lugares y pensábamos ojalá no ocurra eso aquí”

Vestido de negro, Long, de 28 años, llevó el auto de su madre al Borderline Bar & Grill, donde lanzó bombas de humo y tiroteo a una multitud entre 150 y 200 personas, dijeron las autoridades.

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
60°