Anuncio
Share

Francia y Portugal empatan sin goles en la final de la Eurocopa; CR7 lesionado

El jugador de Francia, Antoine Griezmann, centro, reacciona tras fallar una oportunidad de gol contra Portugal en la final de la Eurocopa el domingo, 10 de julio de 2016, en Saint-Denis, Francia. (AP Photo/Thanassis Stavrakis)
(Thanassis Stavrakis / AP)

Francia y Portugal empataron sin goles después de los 90 minutos reglamentarios de la final de la Eurocopa, en la que Cristiano Ronaldo fue sacado de la cancha en camilla por una lesión de la rodilla izquierda.

Cuando se jugaba el segundo minuto de los descuentos, André-Pierre Gignac se perdió el gol del título para Francia. El artillero logró recortar al zaguero portugués Pepe, pero estrelló su disparo en la parte inferior del poste.

El partido se irá a un tiempo extra de 30 minutos. Si la igualdad persiste, una tanda de penales definirá el ganador.

Los primeros 45 minutos en el Stade de France tuvieron pocas ocasiones de gol, más allá de un cabezazo de Antoine Griezmann que el arquero portugués Rui Patricio alcanzó a desviar con la punta de los dedos, y un potente remate del francés Moussa Sissoko que pasó cerca del arco.

La intensidad subió en la segunda mitad, con Francia desperdiciando hasta magníficas ocasiones.

Griezmann, el máximo goleador del certamen, se perdió la más clara tras desprenderse del lateral Raphael Guerreiro dentro del área para llegarse a un centro desde la izquierda que su compañero Kingsley Coman le sirvió con precisión, pero el ariete francés cabeceó por encima del travesaño.

Minutos después, Rui Patricio se lució al taparle un disparo al ariete francés Olivier Giroud.

Cristiano se lastimó la rodilla en una entrada del mediocampista francés Dimitri Payet a los ocho minutos. El astro portugués del Real Madrid cayó al suelo de inmediato agarrándose la pierna y con lágrimas de dolor, y tras intentar volver a jugar un par de veces —la última con una rodillera— fue sacado en camillas mientras lloraba desconsolado.

Cristiano fue reemplazado por Ricardo Quaresma, quien en el tramo final tuvo la mejor de Portugal con un remate que obligó a una estirada salvadora del arquero francés Hugo Lloris.


Anuncio