Anuncio
Share

Sangrienta redada en París en busca del líder de los ataques

La cacería del autor intelectual de los ataques de la semana pasada dio un sangriento giro el miércoles hasta un suburbio de París donde un fuerte enfrentamiento con la policía dejó al menos dos muertos y ocho arrestados. Se desconoce el destino del presunto líder, y las autoridades aseguran que no fue capturado con vida y tratan de determinar si murió durante la redada.

La policía lanzó la redada después de recibir información tomada de conversaciones de teléfonos intervenidos, vigilancia y reportes de testigos que sugerían que Abdelhamid Abaaoud, de 27 años, se ocultaba en un apartamento en el suburbio parisino de Saint-Denis.

Los aterrados residentes despertaron entre disparos de arma de fuego y explosiones mientras un equipo del SWAT irrumpió y “neutralizó" a lo que el fiscal parisino François Molins llamó un “nuevo equipo de terroristas” que parecía estar listo para otro ataque.

Molins agregó que todavía están investigando las identidades de los muertos, pero que ni Abaoud ni el fugitivo Salah Abdeslam fueron detenidos.

“En este momento, no puedo dar un número preciso y definitivo de la gente que murió ni sus identidades, pero hubo al menos dos personas muertas”, declaró Molins.

El lugar de la redada del miércoles no está lejos del estadio de futbol Stade de France; tres atacantes suicidas se inmolaron afuera del estadio durante un partido amistoso entre Francia y Alemania como parte de los ataques del pasado viernes en los que 129 personas murieron y 350 más resultaron heridas.

Molins comentó que unidades de policía, incluidos francotiradores, lanzaron granadas y dispararon 5.000 rondas en un tiroteo de una hora de duración que comenzó antes del amanecer del miércoles. Entre los muertos se encuentra una mujer que se cree se inmoló con un chaleco explosivo, si bien Molins dijo que “en este momento necesita ser verificado por un análisis del cuerpo de los restos humanos”.

Cinco policías fueron heridos y un perro del equipo SWAT resultó muerto en el intenso tiroteo, durante el cual colapsó el tercer piso del edificio de departamentos. Los residentes se doblegaron de miedo.

“Intentamos que nuestros niños no escucharan el ruido”, declaró Farah Appane, quien vive a unos 73 metros (80 yardas) de donde ocurrió la redada. “Mi bebé de 19 meses estaba llorando. Nuestro hijo de ocho años preguntó: ¿qué es eso? ¿Hay más ataques?”. Agregó que escuchó disparos de forma intermitente durante una hora, seguidos de “un bombazo realmente grande”.

El jefe de una de las unidades de las fuerzas especiales que tomó parte de la redada, Jean-Michel Fauverge, dijo que la policía utilizó drones y robots equipados con cámaras en un intento por ver qué estaba pasando adentro durante el enfrentamiento, pero había demasiado escombro.

Cuando entraron al edificio encontraron un cuerpo que había caído del segundo o tercer piso, le dijo al periódico francés Le Figaro.

“El cuerpo estaba mutilado, probablemente por granadas y estaba irreconocible”, contó Fauverge. “Otras personas estaban en el hueco de las escaleras, dos hombres ocultos bajo mantas y todo lo que pudieron encontrar. Los arrestamos”.

Molins afirmó que cinco hombres fueron detenidos en el edificio de departamentos, incluidos dos que fueron sacados de entre los escombros. Una mujer y otros dos hombres, incluido el hombre cuyo departamento fue utilizado como escondite de la célula, fueron detenidos en una calle cercana.

Las autoridades no divulgaron sus identidades; Molins solo diría que Abaaoud y Abdeslam no estaban entre ellos.

Los investigadores han identificado a Abaaoud, un belga de descendencia marroquí, como el cerebro de los ataques a Francia del viernes 13 de noviembre contra un estadio, una sala de conciertos y populares sitios de reunión nocturnos en un moderno barrio de París.

Un funcionario estadounidense familiarizado con asuntos de inteligencia dijo que Abaaoud es una figura clave dentro de una célula de operaciones externas de la milicia radical Estado Islámico, a la que las agencias de inteligencia han estado rastreando durante meses.

Se cree que Abaaoud estuvo en Siria tras una redada policial en enero en Bélgica, pero en la propaganda del grupo Estado Islámico presumió de su capacidad para viajar entre Europa y Siria sin ser detectado.

El ministro de justicia belga, Koen Geens, también dijo que no podía confirmar si Abaaoud estaba entre los fallecidos en la redada.

Hablando después de la operación de más de siete horas, el presidente francés François Hollande elogió la valentía de los servicios de seguridad y dijo que Francia está “en guerra” contra el grupo Estado Islámico. Hizo un llamado para que una coalición internacional destruya al grupo, el cual controla territorios en Siria e Iraq.

Gran Bretaña informó que uno de los más modernos buques de la Naval Real apoyaría a un portaviones francés que está en camino para unirse a las operaciones contra los extremistas del EI en Siria.

En su revista en inglés, el grupo Estado Islámico afirmó que continuará con su violencia y “tomará represalias con fuego y derramamiento de sangre” por los insultos en contra del profeta Mahoma y “las multitudes muertas y lesionadas en los ataques aéreos cruzados”.

El miércoles, el sitio de Internet del periódico Daily Mail publicó un video que parece provenir de las cámaras de seguridad en el que se muestra un restaurante semivacío que estalla en caos con balas estrellándose en las paredes y los comensales y el personal zambulléndose para cubrirse. Brevemente se ve a una persona armada cuando se acerca a la terraza del restaurante y apunta su rifle contra alguien que yace en el suelo. Un momento después se va y una mujer se levanta y huye por seguridad.

El restaurante no es mencionado en el artículo del Daily Mail que acompaña el video, pero una examinación de The Associated sugiere que es Casa Nostra, una pizzería cercana a Bonne Biere, otro restaurante atacado por los agresores y donde cinco personas fueron asesinadas.


Anuncio