Anuncio
Share

Miles de habitantes de una ciudad en Alemania son evacuados para desactivar una bomba de la Segunda Guerra Mundial

La policía informó que no sabe cuánto durará el procedimiento.

La policía informó que no sabe cuánto durará el procedimiento.

No ha sido una Navidad típica en la ciudad de Augsburg, en el sur de Alemania, y es que algo que sucedió hace varias décadas ha alterado la celebración.

Este domingo en la mañana se cerraba el plazo para que decenas de miles de residentes de esa ciudad abandonaran sus hogares para que las autoridades puedan desactivar una bomba de la Segunda Guerra Mundial que fue descubierta la semana pasada.

Se trata de la evacuación más grande, desde el fin de la guerra, que se lleva a cabo en Alemania a causa de una bomba sin explotar. Se estima que se trata de unos 54.000 habitantes.

En 2011, 45.000 residentes de Koblenz fueron evacuados.

Las autoridades confían que los habitantes se puedan quedar con amigos y familiares, pero habilitaron escuelas, centros culturales y recintos deportivos para los residentes que prefieran quedarse en esos lugares.

La bomba de 1,8 toneladas, lanzada desde un avión británico durante las misiones de bombardeo de 1942 y 1944 sobre Augsburg, fue hallada durante un trabajo de construcción. Se espera que la desactivación del artefacto dure la mayor parte del domingo.

Complicado

Por ser el día de la Navidad, habrá poco tráfico y menos actividad comercial, lo que hará el trabajo de desactivación más fácil.

Esto sin contar que el 26 de diciembre también es festivo en Alemania, lo que les dará a los expertos un día más para trabajar.

Según los expertos citados por el medio de comunicación Augsburger Allgemeine, el hecho que la bomba no haya explotado hace que la misión de este domingo sea complicada.
Por la edad del artefacto, los cables y componentes del detonador pueden estar oxidados y fundidos.

En caso de que no se pueda desactivar, se tendrá que realizar una detonación controlada de la bomba, aunque no se prevé que esa situación se presente.

“A dos cuadras”

Dariana Alfonzo es una periodista venezolana que ha vivido en Augsburg desde hace un año y medio.

El miércoles cuando, junto a su esposo, salía de un supermercado de la ciudad, notó que había muchas ambulancias y camiones de bomberos movilizándose en esa zona.

No tenían forma de enterarse lo que estaba pasando, pues habían dejado los celulares en casa.

“Al llegar a casa, nos dimos cuenta que teníamos muchas llamadas perdidas. Una vecina, que es funcionaria pública, nos había estado llamando muy preocupada porque había escuchado que habían encontrado una bomba de la Segunda Guerra Mundial”, le dijo a BBC Mundo el sábado.

Para sorpresa de Alfonzo, la bomba fue localizada a pocos metros del supermercado donde ella y su esposo se encontraban.

Es decir, el lugar está “a dos cuadras” de su casa.

Autoridades informaron a los habitantes del perímetro donde se hace la evacuación que debían desalojar sus viviendas porque el domingo “tocarán puerta por puerta” para cerciorarse de que no haya nadie.

A las 10:00 de la mañana no debía haber ni una sola persona, dijo Alfonzo.

“Hay gente que dice que no va a pasar nada, que esa bomba ha estado ahí por mucho tiempo y nunca ha sucedido nada, pero se ha informado que se trata de una bomba con una gran onda expansiva. Además, si no desalojas, las autoridades te multan”, señaló la residente de Augsburg.

La periodista estaba preparada para desalojar su casa en la mañana del domingo, día que, desde que salió de Venezuela, ha tenido como costumbre conectarse con su familia para festejar una navidad a la distancia, pero unidos.

“En esta oportunidad, estaré en un tren rumbo a otra ciudad para visitar a unos amigos”, indicó.

El regreso aún no está confirmado, pues quizás el operativo se extienda. Por ahora, ella y su esposo llevaran consigo lo imprescindible.

Bombas sin explotar

El operativo afecta a 32.000 hogares que viven dentro de un radio de 1,5 km del sitio donde está la bomba.

Augsburg está unos 80 km al noroeste de Múnich.

Desde 1942 hasta 1945, la Real Fuerza Aérea de Gran Bretaña y bombarderos de Estados Unidos realizaron masivos ataques contra ciudades alemanas, muchas veces las 24 horas del día, con el objetivo de debilitar a la maquinaria de guerra nazi.
Se estima que todavía hay miles de bombas sin explotar en suelo alemán.

* Este artículo fue originalmente publicado el sábado 24 de diciembre y se ha actualizado con la información más reciente.

Publicado en BBC Mundo


Anuncio