Hubo una vez una isla conocida como Barbuda. Después del huracán Irma, gran parte de ella ha desaparecido

Hubo una vez una isla conocida como Barbuda. Después del huracán Irma, gran parte de ella ha desaparecido

El huracán Irma ha diezmado la pequeña isla caribeña de Barbuda, destrozando edificios, arrancando árboles y matando al menos a una persona cuando sus vientos de 185 mph barrieron la nación de dos islas conocida por sus playas de blanca arena.

"Barbuda está totalmente destruida", dijo el jueves Roderick Faustin, primer secretario de la Embajada de Antigua y Barbuda en Washington. "Al menos el 95% de las propiedades en Barbuda están totalmente destruidas o dañadas".

Las escuelas, el único hospital y el aeropuerto, y dos hoteles en la isla de 68 millas cuadradas resultaron dañados o se encontraban en ruinas, dijo Faustin. No hay agua corriente y el servicio de teléfono está fuera después de que  la torre de comunicaciones fue literalmente estalló en la mitad.

"El huracán Irma es fácilmente el huracán más poderoso que ha golpeado el Caribe y, desafortunadamente, Barbuda estaba en su camino", dijo el miércoles el primer ministro Gaston Browne a ABS TV en Antigua, después de volar sobre Barbuda. La isla que cuenta con entre 1.800 y 2.000 personas,  era "apenas habitable", dijo.

"Fue desgarrador, absolutamente devastador", dijo Browne más tarde a CNN. "Nunca he visto tal destrucción".

Funcionarios dijeron que un niño fue herido de muerte debido a que su madre estaba tratando de evacuar una propiedad dañada.

"Pero cuando miras la magnitud de la devastación, me sorprende que no tuviéramos más muertes", dijo Browne. "Eso en sí mismo habría venido de  un alto nivel de preparación. Pero la monstruosidad de esta tormenta, cualquier cosa que hubiera estado en su camino evidentemente habría sufrido la ira de la tormenta”.

Browne dijo a ABS que "sobre una base per cápita, la extensión de la destrucción en Barbuda es sin precedentes". Calculo el precio preliminar para reconstruir la isla en unos  $ 100 millones.

Pero "eso es conservador porque estamos hablando de reconstruir todo, todas sus instituciones, la infraestructura para las telecomunicaciones, los caminos ...", dijo Browne. "Es terrible."

 

Los residentes usaron las redes sociales con expresiones de alivio y gratitud. "Estoy agradecido de estar vivo", dijo Omar Alfonso. "Teníamos una pérdida mínima de vidas, aunque perdimos todo lo material".

Faustin, el funcionario de la embajada, dijo que lo que se necesitaba más inmediatamente era "agua potable, medicinas, alimentos, las necesidades básicas", dijo.

Con la pista de aterrizaje del aeropuerto de Barbuda dañada, la vecina Antigua será utilizada como centro desde el cual helicópteros y barcos saldrán para transportar suministros de socorro a Barbuda, dijeron las autoridades.

Faustin dijo que el gobierno estaba movilizando a ciudadanos privados con barcos para llevar alimentos, agua potable, suministros médicos y otros materiales a Barbuda. La fuerza de defensa del país ya se había desplegado para ayudar a restaurar las comunicaciones y otras infraestructuras.

"También estamos tratando de evacuar a los residentes que están heridos o enfermos y ancianos a Antigua", dijo Faustin. No se sabe cuánta gente está en esas condiciones, dijo.

Otro huracán, José, se está formando en el Atlántico y podría amenazar a Barbuda.

Michael Joseph, presidente de la isla, dijo a CNN el jueves que "ya se ha decidido que si esto continúa habrá evacuación completa de toda la población”.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
59°