Anuncio
Share

Investigación de EE.UU. deja miles de cocodrilos hambrientos

Investigación de EE.UU. deja miles de cocodrilos hambrientos

Investigación de EE.UU. deja miles de cocodrilos hambrientos

Una investigación de la justicia estadounidense a una de las familias más poderosas de Honduras ha dejado inusuales víctimas indirectas: miles de cocodrilos hambrientos.

Al menos 7.500 cocodrilos de una finca privada del norte del país han sido mal alimentados en las últimas semanas por falta de recursos luego de que los bienes de sus dueños -la familia Rosenthal- fueran incautados como parte de acusaciones de operar una supuesta red de lavado de dinero para el narcotráfico.

Empleados de la finca dijeron el miércoles a The Associated Press que después de más de un mes de no haber comido los animales recibieron alimento el fin de semana gracias a una donación. Uno de ellos incluso dijo que al menos 200 cocodrilos pequeños murieron, algo que las autoridades ponen en duda.

Los trabajadores aseguraron que hay unos 9.000 cocodrilos, aunque autoridades consideran que no son más de 7.500.

“Han tenido dificultades para alimentarlos”, dijo vía telefónica a The Associated Press Pablo Dubón, director de la región norte del Instituto de Conservación Forestal de Honduras, que se acercó a empresas privadas para conseguir donaciones para dar de comer a los cocodrilos.

El funcionario aseguró, sin embargo, que no tienen evidencia de que hayan muerto cocodrilos por hambre.

“Había comida insuficiente porque se había reducido el abastecimiento”, dijo y agregó que también hay 12 mamíferos, entre leones y monos, con problemas de alimentación.

Dubón dijo que el domingo el Instituto de Conservación consiguió 23.000 libras (unas 10,4 toneladas) de alimento -en su mayoría carne de pollo- para alimentar a los cocodrilos.


Anuncio