Anuncio
Share

Urge MSF llevar al hecho dichos en ONU

Médicos Sin Fronteras (MSF), dedicada al auxilio médico de poblaciones en situaciones precarias y víctimas de catástrofes naturales o humanas, publicó una serie de videos denunciando a la ONU por su inacción ante la crisis migratoria.

Médicos Sin Fronteras (MSF), dedicada al auxilio médico de poblaciones en situaciones precarias y víctimas de catástrofes naturales o humanas, publicó una serie de videos denunciando a la ONU por su inacción ante la crisis migratoria.

(Carolyn Kaster / AP)

Médicos Sin Fronteras (MSF), dedicada al auxilio médico de poblaciones en situaciones precarias y víctimas de catástrofes naturales o humanas, publicó una serie de videos denunciando a la ONU por su inacción ante la crisis migratoria.

“Estamos decididos a salvar vidas”, son las palabras con las que abre uno de los seis spots de la organización. Estos conforman la serie llamada Baño de realidad.

Esta cita es tomada de una de las declaraciones emitidas en la Asamblea General de las Naciones Unidas, donde se discute el destino de los más de 60 millones de desplazados en el mundo durante la primera cumbre de la ONU dedicada a los refugiados y migrantes.

"¿Salvar vidas?”, es la frase con la que la organización remata su video después de mostrar una serie de imágenes de migrantes en el mar o mostrándolos con algún tipo de dolor.

El día de ayer los 193 países que integran a las Naciones Unidas firmaron un documento donde se acordaron una serie de compromisos para proteger a los migrantes y refugiados, sin embargo, ninguno de los países está· obligado a cumplir con estos, y se retiraron algunos de los puntos más destacados en el borrador.

Uno de estos puntos descartados era que los países reubicaran al 10 por ciento de los migrantes anualmente, otro era frenar la detención de menores.

“A pesar de las declaraciones que los líderes mundiales adopten en la ONU hoy; la devolución y el rechazo, la violencia por parte de las autoridades de los estados en las fronteras y los escuálidos campamentos se han convertido en la norma más que en la excepción de la respuesta internacional a la migración y al desplazamiento forzoso”, advirtió la ONG en un comunicado, según informa El País.

“Mientras que el documento parece bien intencionado, su contenido es demasiado vago y carece de un sentido de urgencia para mejorar realmente la vida de migrantes y refugiados”.

Por su parte la ONU celebró el acuerdo de ayer como un hito en esfuerzos para ofrecer una respuesta más coordinada a favor de estos grupos que suman aproximadamente 65.3 millones de desplazados -migrantes, refugiados y solicitantes de asilo.

“Velaremos porque los funcionarios públicos y los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley en las zonas fronterizas estén capacitados para respetar los derechos humanos de todas las personas que cruzan o tratan de cruzar las fronteras internacionales”, son otras palabras declaradas en la ONU que recopiló MSF.

“Respetar los derechos humanos?”, cuestiona la organización, tras, de la misma manera, mostrar imágenes de refugiados, esta vez en campamentos, donde se han denunciado abusos y condiciones adversas, y siendo sometidos por las autoridades.

Además de estos dos spots, en los otros también cuestionan la voluntad de la ONU por proteger los derechos y libertades, su integridad física y calidad de vida. También señalan la solidaridad que han dicho tener los Estados miembro ante la crisis y denuncian los campamentos de refugiados como una norma y no como la excepción.

Por otra parte, grupos como Human Rights Watch y Amnistía Internacional denunciaron al documento aprobado como un esfuerzo laxo ante la crisis.

“Diría que si medimos este documento en relación con lo que tenemos en juego, sin duda que se queda corto. Enfrentamos una crisis de proporciones históricas y la respuesta no es histórica”, señaló ayer Philippe Bolopion, subdirector de Human Rights Watch.

En la actualidad hay 65.3 millones de desplazados en todo el mundo. De estos, 21.3 millones son refugiados, 3.2 millones de personas buscan asilo y 40.8 millones son migrantes, según la Agencia de Refugiados de la ONU.

Una crisis migratoria como esta no se había visto desde la Segunda Guerra Mundial


Anuncio