Anuncio
Share

Trabajadores enfermos de Samsung no obtienen compensación

Cuando cursaba el último año de la secundaria, Hwang Yu-mi fue a trabajar bañando obleas de silicio en sustancias químicas en una fábrica Samsung de chips para computadoras y otros aparatos. Cuatro años después, murió de leucemia.

Cuando cursaba el último año de la secundaria, Hwang Yu-mi fue a trabajar bañando obleas de silicio en sustancias químicas en una fábrica Samsung de chips para computadoras y otros aparatos. Cuatro años después, murió de leucemia.

(Ahn Young-joon / AP)

Cuando cursaba el último año de la secundaria, Hwang Yu-mi fue a trabajar bañando obleas de silicio en sustancias químicas en una fábrica Samsung de chips para computadoras y otros aparatos. Cuatro años después, murió de leucemia.

Tras la muerte de Yu-mi en 2007, su padre, Hwang Sang-gi, supo que un trabajador de 30 años de la misma línea de semiconductores había muerto, también de leucemia. El taxista inició un movimiento para exigir al gobierno que investigue los riesgos para la salud en las fábricas de la Samsung Electronics Co.

Desestimado su reclamo de indemnización del gobierno, Hwang trató de obtener detalles sobre el ambiente de trabajo en la fábrica. Samsung no entregaba esa información a las autoridades encargadas de velar por la salud de los trabajadores.

Una investigación de The Associated Press ha descubierto que las autoridades surcoreanas han ocultado reiteradamente a los trabajadores y sus familias información crucial sobre las sustancias químicas empleadas en las fábricas de chips y pantallas de cristal líquido de Samsung.

Los trabajadores enfermos necesitan que el gobierno o las cortes les den esa información para solicitar compensación. A falta de esa información, lo más común es el rechazo de sus reclamos.

En al menos seis casos que implicaban a 10 trabajadores, la justificación para denegar la información era el secreto industrial.

La ley surcoreana prohíbe a las agencias del gobierno ocultar información relacionada con la salud pública y la seguridad por razones de secreto industrial, pero no hay penas para las violaciones.

Samsung ha dejado de omitir en sus informes las listas de sustancias químicas utilizadas en las líneas de producción, como hizo en el caso de Hwang Yu-mi, pero sus autoridades han ocultado detalles tales como los niveles de exposición y cómo se manejan las sustancias.

“Frecuentemente nos enfrentamos al secreto industrial. Cualquier contenido que no favoreciera los intereses de Samsung era borrado como secreto industrial”, dijo Lim Ja-woon, abogada de 15 trabajadores enfermos de Samsung.

Los clientes de Lim no han tenido acceso a informes completos de inspectores fabriles sino solo a pasajes de algunas inspecciones parciales independientes incluidas en fallos judiciales.

Samsung dice que nunca ha impedido “intencionalmente” el acceso de los trabajadores a la información y que es transparente en cuanto a las sustancias químicas que debe revelar al gobierno. Dijo en un comunicado que jamás se “impidió ilegalmente” la revelación de información.

“Tenemos derecho a impedir que nuestra información vaya a un tercero”, dijo Baik Soo-ha, vicepresidente de Samsung Electronics, a la AP.


Anuncio