Anuncio
Share

Sobreviviente relata su experiencia en el derrumbe de Taiwán

Rescatistas emplean excavadoras durante las labores de búsqueda de sobrevivientes entre los escombros de un complejo de edificios en Tainan, Taiwán. Al menos cuatro personas, incluyendo una niña de ocho años, fueron rescatadas el lunes de entre los restos de un edificio de departamentos que se derrumbó tras un potente terremoto dos días antes, mientras crece la frustración entre las familias que esperan noticias sobre sus seres queridos. (Foto AP/Annie Ho)

Rescatistas emplean excavadoras durante las labores de búsqueda de sobrevivientes entre los escombros de un complejo de edificios en Tainan, Taiwán. Al menos cuatro personas, incluyendo una niña de ocho años, fueron rescatadas el lunes de entre los restos de un edificio de departamentos que se derrumbó tras un potente terremoto dos días antes, mientras crece la frustración entre las familias que esperan noticias sobre sus seres queridos. (Foto AP/Annie Ho)

(Annie Ho / AP)

Tras pasar 20 horas apoyado contra una pared para evitar aplastar a su novia, las fuerzas de Ko Ching-chung se agotaron.

Monjes tibetanos oran por las personas desaparecidas que se afirma continúan atrapadas en un edificio de apartamentos que se vino abajo en Tainan, Taiwán. Los socorristas detectaron el domingo señales de vida dentro de los restos del inmueble de gran altura que se derrumbó a causa del poderoso sismo que ocurrió el sábado a poca profundidad en el sur de Taiwán, donde dejó decenas de muertos y centenares de heridos. (AP Foto/Wally Santana)

Monjes tibetanos oran por las personas desaparecidas que se afirma continúan atrapadas en un edificio de apartamentos que se vino abajo en Tainan, Taiwán. Los socorristas detectaron el domingo señales de vida dentro de los restos del inmueble de gran altura que se derrumbó a causa del poderoso sismo que ocurrió el sábado a poca profundidad en el sur de Taiwán, donde dejó decenas de muertos y centenares de heridos. (AP Foto/Wally Santana)

(Wally Santana / AP)

La joven pareja quedó atrapada en el derrumbe del complejo de departamentos Dragón Dorado Weiguan en la madrugada del sábado, tras un potente terremoto que sacudió la ciudad de Tainan, en el sur de Taiwán. En el exterior, los rescatistas trabajaban sin descanso para encontrar sobrevivientes entre el concreto destrozado y los hierros retorcidos.

“Hacia el final, a decir verdad, ya me había rendido”, dijo Ko a la televisora taiwanesa FTV desde la cama de su hospital el lunes, un día después de que él y su novia fueran rescatados.

“No me quedaba fuerza para sujetarme más tiempo. Mi cuerpo cayó sobre ella. Pronto, ella no podría respirar. Le dije que tenía que tumbarme encima y me dijo: ‘por mi está bien’''.

Poco después, los rescatistas escucharon la voz de la mujer y sacaron a la pareja de entre los escombros. Son dos de las más de 300 personas que sobrevivieron a una tragedia que, hasta el martes, se había cobrado 40 vidas. Más de 100 siguen desaparecidos s más de tres días después del derrumbe.

Ko dijo que su principal deseo tras ser rescatado era reunirse con sus seres queridos, especialmente con su madre, que esperó ansiosa en las inmediaciones del edificio.

La madre, de la que no se dio nombre, dijo que se estremeció cuando los rescatistas le dijeron que solo podían escuchar una voz de mujer.

“Fue muy difícil y horrible. Pero siguieron excavando y entonces escucharon su voz”, agregó. “En ese momento, me sentí agradecida a los dioses en el cielo y la tierra y a todas las bendiciones que nos dio la gente”.

Entre los sobrevivientes está Lin Su-chin, una niña de 8 años que fue rescatada el lunes junto a su tía de 28, Chen Mei-jih. El martes, Lin se había recuperado lo suficiente de su dura experiencia, que duró 61 horas, para intercambiar unas cuentas palabras con su padre y sus abuelos, fundamentalmente para pedirles su comida favorita.

“Quiero comer gelatina, helado (...) quiero comer muchas cosas”, dijo Lin.


Anuncio