Anuncio
Share

“Si las cosas han cambiado, ha sido para peor”: Joe Sacco 20 años después de la publicación de “Palestina”

El conflicto entre Israel y los palestinos es tan complejo y delicado que no deja de sorprender que, entre los grandes trabajos periodísticos que lo abordan, un libro de muñequitos ocupe uno de los lugares más destacados.

El conflicto entre Israel y los palestinos es tan complejo y delicado que no deja de sorprender que, entre los grandes trabajos periodísticos que lo abordan, un libro de muñequitos ocupe uno de los lugares más destacados.

(BBC)

El conflicto entre Israel y los palestinos es tan complejo y delicado que no deja de sorprender que, entre los grandes trabajos periodísticos que lo abordan, un libro de muñequitos ocupe uno de los lugares más destacados.

Pero ese es sin duda el caso de “Palestina”, de Joe Sacco, una colección de nueve reportajes gráficos que apareció como libro por primera vez hace ya 20 años.

En su momento, el destacado pensador palestino-estadounidense Edward Said lo describió como “un trabajo político y estético de extraordinaria originalidad, como ningún otro en los extensos y a menudo irremediablemente retorcidos debates que han ocupado a palestinos, israelíes y sus respectivos partidarios”.

“Con la excepción de uno o dos novelistas y poetas, nadie ha dado cuenta de este terrible estado de cosas mejor que Joe Sacco”, escribió Said en el prólogo de la reedición de 2001.

La situación de los palestinos es además un tema al que el periodista y caricaturista maltés-estadounidense ha regresado varias veces a lo largo de su carrera, notablemente con “Notas al pie en Gaza” (2009) y también en “Periodismo” (2012).

¿Cómo ve entonces Sacco la situación actual del conflicto palestino-israelí y la situación de los habitantes de Cisjordania y la franja de Gaza? ¿Es este un tema que le sigue interesando y del que sigue pendiente?

“Para peor”

“Sigo pendiente, aunque no como si estuviera planeando regresar ahí el mes que viene”, asegura Sacco, con quien BBC Mundo conversó durante el reciente Hay Festival de Arequipa.

“Pero lo sigo porque es un tema que siempre me ha interesado, que siempre me ha importado mucho”, explica.

Y, a la distancia, la valoración que Sacco hace de la situación -y las perspectivas de una solución pacífica- es todo, menos optimista.

“Pienso mucho en ‘Palestina’ porque si las cosas han cambiado, ha sido para peor”, le dice a BBC Mundo.

“Y la forma en la que Estados Unidos se relaciona con el tema también parece haber empeorado”, agrega.

El caricaturista hace notar que el presidente electo de EE.UU., Donald Trump, “empezó diciendo que quería ser justo con las dos partes”.

“Lo que me parece sensato, pero luego se convirtió en alguien claramente pro-Israel”.

“Mientras que Hillary Clinton había dicho que quería llevar las relaciones entre EE.UU. e Israel ‘al siguiente nivel’. Y no estoy seguro de qué podría significar eso excepto volverse parte de EE.UU.”, dice.

“Pero ese no es el tipo de lenguaje que le da esperanza a la gente que cree que debe haber una solución justa para el conflicto”, hace notar Sacco, quien se declara “muy pesimista”.

Mejor cobertura

El periodista y dibujante, sin embargo, sí nota un cambio en las circunstancias que lo llevaron a interesarse en el tema palestino.

“Yo estudié periodismo y me había tragado entera la ideología del periodismo estadounidense: la idea de que es la mejor forma de periodismo, que somos objetivos, que no tomamos partido, etc., etc.”, cuenta.

“Y me tomó tiempo darme cuenta que no era así, que lo que los medios decían y lo que pasaba en realidad no eran necesariamente lo mismo”, le dice a BBC Mundo.

Según Sacco, fue con Centroamérica que empezó a darse cuenta de ese problema.

“Pero luego empecé a analizar cómo veía la situación en Medio Oriente y me di cuenta que había crecido pensando que todos los palestinos eran terroristas”, cuenta.

“Y era así porque la única circunstancia en la que oía la palabra ‘palestinos’ era cuando se producían ataques terroristas”, explica.

Humanizar y ofrecer contexto

Sacco no niega la veracidad de los hechos reportados: “Se trataba de hechos objetivos: un bus había sido atacado, se había producido un secuestro”, reconoce.

“Pero cuando esa es la única ocasión en que uno oye la palabra ‘palestino’, sin ninguna referencia a su historia, a lo que todavía padecen, entonces no se está ofreciendo contexto, no se está ayudando a entender lo que ocurre”, subraya.

Y por eso, para el que se convertiría en su primer gran trabajo como periodista gráfico, se planteó como objetivo hacer oír las voces de los palestinos que no encontraba en los periódicos de su época.

“Proporcionar el contexto humano que sentía le faltaba al retrato de la situación palestina”, explica.

Sacco, sin embargo, cree que los medios más tradicionales -incluyendo algunos con una clara orientación pro-Israel en sus páginas de opinión, como The New York Times- hoy por hoy ofrecen un retrato más completo del conflicto.

“Ha habido cambios. En ese sentido no creo que las cosas sean tan sombrías como hace 25 años”, le dice a BBC Mundo

“Y también es más fácil acceder a medios independientes, que es una de las buenas cosas de internet. La combinación de estos factores permite tener una imagen más completa”, dice.

La clave del éxito

¿Pero fue nada más su capacidad para humanizar a los palestinos lo que terminó convirtiendo a “Palestina” en su libro más vendido y en un referente del periodismo?

“Creo que si el libro ha tenido algún impacto es porque muestra a los palestinos como personas: enojadas, tristes, capaces de vivir sus vidas en medio de todo, con todos esos atributos en los que pensamos cuando pensamos en la humanidad, que es lo que me interesaba”, le dice a BBC Mundo.


Anuncio