Anuncio
Share

Samsung continúa sus pérdidas en Bolsa tras la retirada del Galaxy Note 7

Samsung continuó hoy sus pérdidas en la Bolsa de Seúl tras la retirada de su smartphone Galaxy Note 7 por los persistentes casos de combustión de estos terminales, con una caída cercana al 3 por ciento durante el primer tramo de negociación.

Samsung continuó hoy sus pérdidas en la Bolsa de Seúl tras la retirada de su smartphone Galaxy Note 7 por los persistentes casos de combustión de estos terminales, con una caída cercana al 3 por ciento durante el primer tramo de negociación.

(Andrew Zuis / AP)

Samsung continuó hoy sus pérdidas en la Bolsa de Seúl tras la retirada de su smartphone Galaxy Note 7 por los persistentes casos de combustión de estos terminales, con una caída cercana al 3 por ciento durante el primer tramo de negociación.

En la víspera, Samsung se hundió un 8,04 por ciento tras anunciar que congelaba las ventas de estos teléfonos y pedir no usarlos, al conocerse nuevos casos de combustión de aparatos que la empresa había entregado como reemplazo de los primeros teléfono inteligentes defectuosos, que también se habían incendiado.

A continuación, el gigante surcoreano informó de que dejará de fabricar definitivamente el Galaxy Note 7 por la continuidad de estas averías, lo que por el momento no ha tranquilizado a los inversores ante el previsible impacto del caso sobre los resultados de Samsung y su imagen de marca.

Las acciones de Samsung, uno de los valores de referencia en la Bolsa de Seúl, llegaron a perder un 2,93 por ciento durante el primer tramo de negociación, aunque posteriormente esta caída se moderó en torno al 2 por ciento.

Su desplome en la víspera fue el mayor desde 2008, y sucede a otras seis oscilaciones diarias mayores al 4 por ciento que ha registrado Samsung a lo largo de este año relacionadas con el lanzamiento de su nuevo dispositivo insignia de alta gama y sus problemas posteriores.

La crisis del Galaxy Note 7 comenzó apenas unos días después de que Samsung comenzara a vender el 19 de agosto este “phablet” o “tabléfono” llamado a hacer frente al nuevo iPhone 7, y la empresa no ha lograda aplacarla pese al proceso sin precedentes de rellamada y recambio de unos 2,5 millones terminales.

Debido a la cancelación definitiva de la producción del Galaxy Note 7, se calcula que Samsung podría dejar de vender en torno a unos 20 millones de teléfonos previstos inicialmente, lo que le supondría dejar de ingresar hasta 15.300 millones de euros/17.000 millones de dólares.


Anuncio