Anuncio
Share

Represor chileno es enviado a cárcel común

Esta fotografía de archivo del 21 de octubre de 1971 muestra a Pablo Neruda, poeta y en ese entonces embajador chileno en Francia, mientras habla con reporteros en París tras ser nombrado premio Nobel de Literatura de ese año. El gobierno de Chile reconoció que Neruda podría haber sido asesinado después del golpe de Estado con el que el general Augusto Pinochet ascendió al poder. El Ministerio del Interior de Chile dio a conocer un comunicado el jueves 5 de noviembre de 2015 en medio de reportes de prensa de que el escritor podría no haber muerto de cáncer. (Foto AP/Laurent Rebours, archivo)

Un represor de la dictadura de Augusto Pinochet fue trasladado el viernes desde una cómoda cárcel exclusiva para violadores de derechos humanos a un penal común por tener entre sus posesiones un teléfono celular, violando restricciones carcelarias.

El celular que tenía en su poder el mayor retirado Álvaro Corbalán fue hallado durante una revisión de su celda en el penal de Punta Peuco, exclusivo para condenados por crímenes de lesa humanidad, realizada en el marco de allanamientos simultáneos a 50 cárceles del país, precisó la ministra de Justicia Javiera Blanco.

Corbalán, de 64 años, es conocido por sucesivas infracciones a las normas internas carcelarias y en años pasados se le han encontrado computadores, celulares y tarjetas para usar internet móvil. Sólo en los últimos meses se le encontraron tres celulares.

El coronel Tulio Arce, director nacional de gendarmería, la guardia de prisiones, dijo que a raíz del hecho fueron destituidos el alcaide y el jefe operativo de Punta Peuco, ubicada a 40 kilómetros al norte de Santiago.

“La señal que queremos dar es que Punta Peuco no es un recinto extraordinario, es una cárcel más”, aseguró Blanco.

El ex represor cumple una condena a cadena perpetua por el asesinato de un carpintero al que la dictadura militar (1973-1990) responsabilizó del asesinato de un líder sindical en 1982. También tiene múltiples penas por el asesinato de opositores a Pinochet y está bajo proceso por varios delitos.

Activistas de derechos humanos y una veintena de diputados han solicitado reiteradamente el cierre de Punta Peuco, aunque el gobierno de la presidenta Michelle Bachelet ha dicho que aún lo está evaluando.

En la cárcel de Colina, en la salida norte de Santiago, se realizan importantes y millonarias modificaciones que incluyen una entrada diferenciada a la que usan los familiares de los reos, que sería utilizada por algunos de los presos en Punta Peuco.


Anuncio