Anuncio
Share

Pedro Pablo Kuczynski, el economista que busca frenar a Keiko Fujimori

Pedro Pablo Kuczynski tiene 77 años. Trabajó para el Banco Mundial, el FMI y fue varias veces ministro de Estado.

Pedro Pablo Kuczynski tiene 77 años. Trabajó para el Banco Mundial, el FMI y fue varias veces ministro de Estado.

Para alguien que no sabe nada de las elecciones peruanas, puede resultar extraño que el partido que lidera los comicios se llame Peruanos Por el Kambio (PPK). Así, con K.

La duda se despeja al entender que son también las iniciales de su líder y candidato: Pedro Pablo Kuczynski.

Este economista de 77 se convirtió en la esperanza del llamado “antifujimorismo”, la oposición al expresidente Alberto Fujimori y su legado, encarnado para muchos en su hija Keiko.

En la segunda ronda electoral presidencial este domingo, Kuczynski mantenía una leve ventaja de menos de un punto porcentual sobre la política de 41 años.

Kuczynski soprendió a muchos al remotar la ventaja de casi 20 puntos porcentuales con que le derrotó Keiko Fujimori en la primera ronda, en abril.
En esa ocasión, la candidata del Frente Popular logró el 39,85% de los votos, y Kuczynski el 20,99%.

Verónika Mendoza, del izquierdista Frente Amplio, quedó en tercer puesto.

Derecha moderada

Tras la primera ronda electoral, propio hermano de Fujimori reconoció que Kuczynski no era su contrincante predilecto.

“Personalmente preferiría una segunda vuelta con la señora Verónika Mendoza, porque eso va a servir para confrontar dos modelos económicos que son totalmente diferentes: el que defendemos nosotros y que ha permitido la reducción de la pobreza y el crecimiento económico del país, contra el modelo estatista, velasquista, chavista que ya sabemos ha llevado a la quiebra y la ruina al país”, le dijo el congresista Kenji Fujimori a los medios locales el domingo.

Pero sus deseos no se cumplieron.
Y pasó el único contrincante capaz de lograr una alianza que logre la mitad más uno de los votos.

Kuczynski es el candidato de los inversionistas y de los mercados. Y al pasar a segunda ronda también se ha convertido en el candidato que muy probablemente vaya a tener que apoyar la izquierda, que no va a votar por el Fujimorismo. Para ellos, es el mal menor”, comenta Moya-Ocampo.

En efecto, la izquierda peruana le dio el espaldarazo, como indican los resultados de este domingo.

Del Amazonas a Oxford

PPK, como se hace llamar, nació en Lima, pero pasó su infancia en sectores tan diversos como Iquitos (Amazonas), Puno y Cuzco detrás de las investigaciones de su padre, un médico alemán que llegó a la selva peruana a investigar las enfermedades tropicales del Amazonas.

Estudió en el Markham College de Lima, el colegio británico preferido de la elite laica de Perú, y terminó la secundaria en Reino Unido desde donde se trasladó a Suiza para comenzar sus estudios universitarios. Todavía no en Economía, sino en Composición Musical.

También estudió flauta y piano en la Royal Academy of Music de Londres y luego Filosofía, Economía y Política en la Universidad de Oxford. Finalmente se decidió por la Economía para sus estudios de posgrado, que realizó en la Universidad de Princeton, EE.UU.

A pesar de tener una educación privilegiada, “una de sus virtudes es que transmite honestidad, sinceridad, es una persona que no tiene un pasado controversial en términos de corrupción, por ejemplo”, le dice a BBC Mundo Alfredo Torres, analista y presidente de la encuestadora Ipsos Perú.

Volvió a Perú a mediados de los 60 y fue nombrado gerente del Banco Central durante el gobierno de Fernando Belaúnde. Sin embargo, tras el golpe de Estado de 1968, el economista partió al exilio a EE.UU.

Exilio en el Banco Mundial

Durante su retiro obligado a EE.UU., Kuczynski se desempeñó como investigador, economista jefe y asesor de varias divisiones del Banco Mundial.

Esta etapa fue trascendental para su carrera: fue allí donde comenzó a hacer contactos internacionales que le servirían más tarde, como ministro de Economía del gobierno de Alejandro Toledo, para negociar acuerdos con organismos como el Fondo Monetario Internacional.

“Su trayectoria profesional, como economista muy respetado, es una de las razones por las cuales votan por él”, asegura Torres.

“Apoya la inversión extranjera, los negocios y la continuidad de las políticas fiscales y monetarias, es decir, de este modelo de desarrollo basado en la exportación de commodities”, asegura Moya-Ocampo.

La polémica “ley Kuczynski”

Sin embargo, su discurso liberal en términos económicos tampoco es bien recibido en todos los sectores.

Tras regresar a Perú en 1980, luego de tres años trabajando en África en la industria minera, fue nombrado ministro de Energía y Minas por Belaúnde en su segundo gobierno.

En ese puesto impulsó la aprobación de una ley que exoneraba de impuestos a las compañías petroleras extranjeras, a fin de promover la explotación energética.

El entonces líder opositor a Belaúnde, Alan García, convirtió su derogación en promesa de campaña. Tres años después, la cumplió.

Es un candidato que no está cuestionando el modelo, que tiene la minería como centro de la economía. Pero tendrá que incluir en su discurso consideraciones medioambientales y de compensaciones para captar el voto de la izquierda”, comenta Torres.

Y agrega que, sin embargo, otra de sus limitaciones es que en un país con más de un 40% de población indígena, Kuczynski se ve muy “gringo”.

“Es una persona de ascendencia europea. Tuvo de hecho en un momento dado pasaporte norteamericano por su trabajo y matrimonio, entonces el electorado andino y los sectores populares lo ven como alguien muy lejano, no lo ven como alguien con quien puedan identificarse fácilmente”, dice el director de Ipsos Perú.

Largo director, corto ministro

Tras su primera experiencia como ministro se alejó de la política para dedicarse a trabajar en el sector privado.

Fue presidente del directorio del banco Credit Suisse International por 10 años, entre 1982 y 1992, y director ejecutivo de Westfield Capital entre 1994 y 2001. Participó también en más de una decena de otros directorios, principalmente en compañías mineras o energéticas.

La llegada de Alejandro Toledo al poder en 2001 también significó la vuelta de Kuczynski a la política. Esta vez como ministro de Economía y Finanzas.

Duró menos de un año en el puesto. A pesar de haber negociado exitosamente acuerdos con el Fondo Monetario Internacional para apoyar las metas económicas, el economista renunció a su cargo luego de movilizaciones masivas de trabajadores del sector eléctrico que se resistieron a la política de privatización impulsada por Kuczynski.

Volvió al cargo en 2004 y luego fue nombrado presidente del Consejo de Ministros hasta 2006.

Cinco años después intentó ingresar nuevamente a la Casa de Pizarro, pero esta vez como candidato presidencial. No lo logró. Ollanta Humala se quedó con la presidencia en las elecciones de 2011. Kuczynski quedó relegado a un tercer lugar, detrás de su actual rival, Keiko Fujimori.


Anuncio