Anuncio
Share

Gobierno musulmán, reanuda las ejecuciones en masa de presos

Dos condenados por asesinato fueron ahorcados hoy en Pakistán, en las primeras ejecuciones tras la moratoria temporal sobre la pena de muerte dictada por el Gobierno con motivo del mes sagrado musulmán del Ramadán, que terminó hace una semana.

Los reos Muhammad Farooq y Karim Nawaz fueron ejecutados de madrugada en la Prisión Central de Multan, en la provincia oriental de Punyab, informó a Efe un portavoz de ese centro penitenciario, Khizer Hayat.

Farooq fue condenado por matar a un amigo en 1988 en el marco de una disputa amorosa, mientras que Nawaz fue encontrado culpable del asesinato en 1999 de dos personas que actuaban como testigos en un caso abierto en su contra en los tribunales.

El Gobierno paquistaní decidió paralizar las ejecuciones de condenados entre el 19 de junio, día de inicio del Ramadán, y el 20 de julio, última de las tres jornadas de celebraciones por el fin del mes sagrado musulmán.

La moratoria temporal a la aplicación de la pena capital es una práctica habitual en el país asiático durante el Ramadán, según las autoridades locales.

El país ha ejecutado a más de 150 reos de los 8.000 que están en el corredor de la muerte desde que en diciembre pasado reanudó esta práctica, inicialmente para casos de terrorismo tras un ataque talibán a una escuela del noroeste del país 132 niños.

En marzo de 2015, el levantamiento de la moratoria se amplió al resto de condenados a muerte, poniendo fin a una suspensión de la aplicación de esta pena que estaba de facto en vigor desde 2008.

Organizaciones locales e internacionales de derechos humanos han criticado la decisión del Gobierno de Nawaz Sharif y varios países, incluida la Unión Europea, han solicitado públicamente la reinstauración de esa moratoria.

Estas peticiones se han intensificado después de que se hiciesen públicos los casos de dos hombres condenados supuestamente cuando eran menores de edad.


Anuncio